viernes, junio 2, 2023
More

    Confiar infinitamente en el Eln

    - Advertisement -

    EDITORIAL


    Nuestro editorial para el día de hoy quisiera considerar los diálogos entre la guerrilla del Eln y el gobierno nacional, ahora encabezado por Gustavo Petro. Este grupo terrorista, que ha cometido toda clase de delitos y atentados contra la sociedad civil colombiana, contra las fuerzas de Policía, militares, de armada y aérea, todo lo que representa el establecimiento de la ley y de los ciudadanos que están del lado de la legalidad, está inmerso en el negocio del narcotráfico y le ha dado varias puñaladas a la confianza brindada por el Estado cuando se han iniciado diálogos.

    Una de ellas la más sanguinaria de los últimos diez años fue el atentado contra la escuela de cadetes en Bogotá, que ya muchos colombianos quizá han olvidado el número de muertos que ocasionó ese carro bomba que ingresaron hasta los cuarteles militares.

    Todo presidente tiene las facultades y la obligación constitucional para buscar la paz, cosa que Gustavo Petro está haciendo a través del lema Paz total, con toda la autoridad moral y ética para hacerlo, creemos que ningún colombiano se lo podría reprochar, fue una bandera de su campaña y ha sido siempre una lucha de vida personal de Petro; ¿quién más que Petro para hacer la paz? Podría ser, fácilmente, el último gran experimento que haga el gobierno colombiano para hacer la paz con un grupo terrorista y claramente serviría, de una vez por todas, para que comprobemos si el Eln tienen o no tienen voluntad de paz.

    LEER TAMBIÉN: Suavizar los delitos

    Ojalá quienes se han ofrecido como garantes en el proceso, no solamente ONG´s, gremios sino gobiernos, permitan que este proceso se lleve con calma, con transparencia pero también con mucha honestidad y que Colombia de una vez por todas salga de este nuevo esfuerzo para garantizar que los colombianos tengamos un mejor presente y futuro.

    Ahora bien, es preocupante que mediante algunas células del Eln se sigan cometiendo atentados contra la población civil y contra la fuerza pública, mientras ellos están hablando de paz. En buena hora, el fiscal Barbosa ha colaborado con el presidente Gustavo Petro para suspender las órdenes de captura y extradición de los miembros de este grupo terrorista, es importante que no se ponga ningún palo en la rueda en esta tarea tan ardua y loable que está emprendiendo esta nueva administración.

    LEER TAMBIÉN: El polémico salario de los congresistas

    El Eln tiene todas las garantías, tiene un gobierno con simpatía con buscar la paz a través de diálogos, a través del consenso de los acuerdos; no pueden acusar a nadie de querer sabotearlos ni mucho menos de poner trampas como según la Comisión de la Verdad se las pusieron a alias ‘Santrich’ y como gran tarea tiene el presidente Petro no solamente hacer que ellos cumplan sino que los colombianos crean y confíen en este proceso.

    No será fácil luego de que se haya firmado la paz con las Farc y hoy tengamos decenas de disidencias de ese grupo terrorista atacando a miles de ciudadanos en distintos rincones del país, ojalá tengamos una paz que no deje muchas diásporas, que no se burle del estamento colombiano y que cumpla con los mínimos tratados que el Estado ha firmado a nivel internacional.

    360 Radio necesita tu colaboración para seguir informando

    ¿Quieres contribuir a la expansión y consolidación de 360 radio?

    Quiero Ayudar
    spot_img
    - Advertisement -

    EDITORIAL


    Nuestro editorial para el día de hoy quisiera considerar los diálogos entre la guerrilla del Eln y el gobierno nacional, ahora encabezado por Gustavo Petro. Este grupo terrorista, que ha cometido toda clase de delitos y atentados contra la sociedad civil colombiana, contra las fuerzas de Policía, militares, de armada y aérea, todo lo que representa el establecimiento de la ley y de los ciudadanos que están del lado de la legalidad, está inmerso en el negocio del narcotráfico y le ha dado varias puñaladas a la confianza brindada por el Estado cuando se han iniciado diálogos.

    Una de ellas la más sanguinaria de los últimos diez años fue el atentado contra la escuela de cadetes en Bogotá, que ya muchos colombianos quizá han olvidado el número de muertos que ocasionó ese carro bomba que ingresaron hasta los cuarteles militares.

    Todo presidente tiene las facultades y la obligación constitucional para buscar la paz, cosa que Gustavo Petro está haciendo a través del lema Paz total, con toda la autoridad moral y ética para hacerlo, creemos que ningún colombiano se lo podría reprochar, fue una bandera de su campaña y ha sido siempre una lucha de vida personal de Petro; ¿quién más que Petro para hacer la paz? Podría ser, fácilmente, el último gran experimento que haga el gobierno colombiano para hacer la paz con un grupo terrorista y claramente serviría, de una vez por todas, para que comprobemos si el Eln tienen o no tienen voluntad de paz.

    LEER TAMBIÉN: Suavizar los delitos

    Ojalá quienes se han ofrecido como garantes en el proceso, no solamente ONG´s, gremios sino gobiernos, permitan que este proceso se lleve con calma, con transparencia pero también con mucha honestidad y que Colombia de una vez por todas salga de este nuevo esfuerzo para garantizar que los colombianos tengamos un mejor presente y futuro.

    Ahora bien, es preocupante que mediante algunas células del Eln se sigan cometiendo atentados contra la población civil y contra la fuerza pública, mientras ellos están hablando de paz. En buena hora, el fiscal Barbosa ha colaborado con el presidente Gustavo Petro para suspender las órdenes de captura y extradición de los miembros de este grupo terrorista, es importante que no se ponga ningún palo en la rueda en esta tarea tan ardua y loable que está emprendiendo esta nueva administración.

    LEER TAMBIÉN: El polémico salario de los congresistas

    El Eln tiene todas las garantías, tiene un gobierno con simpatía con buscar la paz a través de diálogos, a través del consenso de los acuerdos; no pueden acusar a nadie de querer sabotearlos ni mucho menos de poner trampas como según la Comisión de la Verdad se las pusieron a alias ‘Santrich’ y como gran tarea tiene el presidente Petro no solamente hacer que ellos cumplan sino que los colombianos crean y confíen en este proceso.

    No será fácil luego de que se haya firmado la paz con las Farc y hoy tengamos decenas de disidencias de ese grupo terrorista atacando a miles de ciudadanos en distintos rincones del país, ojalá tengamos una paz que no deje muchas diásporas, que no se burle del estamento colombiano y que cumpla con los mínimos tratados que el Estado ha firmado a nivel internacional.

    Ultimos articulos

    Lo más leido

    [mc4wp_form id=»74432″]