Crisis financiera en el sistema de salud colombiano: Gremios y EPS alertan sobre desafíos para el 2024

Representantes de gremios del sector de la salud enviaron una carta a la Comisión Asesora de beneficios, costos, tarifas y condiciones del aseguramiento en salud, señalando la profunda crisis financiera del sistema.

Compartir

En una carta dirigida a la Comisión Asesora de beneficios, costos, tarifas y condiciones del aseguramiento en salud, representantes de los gremios de las EPS, como Acemi, Gestar Salud, Asocajas, y la Cámara de aseguramiento de la ANDI, que conjuntamente abarcan cerca de 50 millones de colombianos afiliados al sistema de salud, han expresado su preocupación por la crisis financiera en el sistema de salud colombiano.

Suscríbase gratis y reciba la Revista 360 – 8° edición

A tan solo días del cierre del año 2023, los gremios subrayan que los pagos corrientes por presupuestos máximos de noviembre y diciembre, sumando un total de 500 mil millones de pesos, aún no han sido saldados.

Esta omisión se une a la falta de una metodología oficial para el pago de los presupuestos máximos del año 2023, generando incertidumbre financiera y acumulando deudas que podrían ascender a más de $2.3 billones.

Los representantes gremiales también alertan sobre la inacción para reconocer los ajustes del año 2022, cifrados en 820 mil millones de pesos en el escenario más conservador. Este retraso en la gestión financiera ha creado una deuda considerable por servicios no contemplados en el plan de beneficios, afectando gravemente a los pacientes y la provisión de medicamentos esenciales para poblaciones con enfermedades huérfanas, de alto costo y degenerativas.

La creciente incertidumbre en torno al año 2024 se suma a la complejidad de la situación. Hasta el momento, no hay información oficial sobre la determinación de la prima de riesgo (Unidad de Pago por Capitación – UPC) que se reconocerá a las EPS en el próximo año. La ausencia de noticias sobre las reuniones ordinarias de los equipos técnicos de los Ministerios de Salud y Hacienda, así como de la Comisión Asesora de Beneficios, Costos, Tarifas y Condiciones del Aseguramiento, agrava la incertidumbre.

Le puede interesar:  MinSalud y Procuraduría en tensión por financiación del sistema de salud en Colombia

Además, la carta destaca la falta de referencia al estudio de suficiencia y la no publicación oficial del borrador de la resolución que determina la prima y sus ajustadores de riesgo para comentarios, como ha sido la práctica durante las últimas dos décadas.

Este inusual silencio entre mayo, cuando se remite la información para el cálculo, y diciembre, cuando se publica la resolución que determina la prima, ha generado un intercambio de información escaso y una retroalimentación deficiente con las EPS, profundizando la incertidumbre en el sector.

Crisis financiera en el sistema de salud: situación inédita 

La situación, calificada como inédita en la carta, agudiza la crisis financiera del sistema de salud colombiano y aumenta la incertidumbre entre todos los actores involucrados. Las especulaciones advierten sobre escenarios catastróficos que podrían materializarse. Entre estos rumores se sugiere que el ajuste de la prima podría estar por debajo de la inflación causada, lo que podría llevar a una crisis de atención sanitaria.

A lo largo del año, los gremios del aseguramiento, junto con la Academia y otras voces, han realizado persistentes llamados al Gobierno Nacional para que atienda esta situación. No obstante, a la fecha, las determinaciones necesarias no han sido tomadas según la carta.

A septiembre (últimas cifras oficiales disponibles), las EPS de los regímenes contributivo y subsidiado acumulaban pérdidas por $6.2 billones de pesos y tenían un patrimonio negativo de $3.8 billones.

Estos resultados son consecuencia de los excesos de siniestralidad de los años 2022 y 2023, la insuficiencia de la prima y las deficiencias metodológicas en su cálculo. Se proyecta que esta situación conduzca al incumplimiento de los requisitos de habilitación financiera para la mayoría de las EPS al finalizar el año, abriendo la posibilidad de intervención por parte de la Superintendencia de Salud.

Le puede interesar:  ¡Buena noticia para los pensionados! Tarifas de aportes en salud se reducen en 2024

En conclusión, la carta resalta que el sistema de salud colombiano enfrenta el cierre del año en medio de la crisis financiera más profunda de las últimas tres décadas. Las pérdidas técnicas para la mayoría de las EPS, el aumento de las deudas de la Nación con las EPS, y viceversa con prestadores y proveedores, así como la erosión de los patrimonios y de las reservas técnicas, son evidencias palpables de una crisis.

Los gremios reiteran su llamado al Gobierno Nacional y a la Comisión Asesora para que adopten medidas urgentes y eviten el colapso. La determinación de una prima suficiente para el próximo año, el pago oportuno y suficiente de los presupuestos máximos, y la posibilidad de realizar ajustes posteriores ante deficiencias en las proyecciones son algunas de las medidas cruciales que podrían evitar el colapso del sistema y garantizar el acceso a la atención médica para todos los colombianos.

Lea también: AsoCapitales hace un llamado a MinSalud para el ajuste en la Unidad de Pago por Capitación y Presupuesto

[tds_plans_description year_plan_desc="JTIw" month_plan_desc="JTIw" free_plan_desc="UHVibGljaWRhZA==" horiz_align="content-horiz-center" f_descr_font_size="10" tdc_css="eyJhbGwiOnsibWFyZ2luLXRvcCI6IjQwIiwiZGlzcGxheSI6IiJ9fQ=="]

Última hora

Le puede interesar

[mc4wp_form id=”74432″]