“El sector de hidrocarburos en Colombia ha experimentado grandes retos”: Nelson Castañeda, presidente de Campetrol

Campetrol continuará promoviendo el diálogo y la cooperación entre las partes para encontrar soluciones que equilibren los intereses empresariales con el bienestar de las comunidades de las zonas de influencia.

Compartir

El presidente de Campetrol, explora los desafíos y oportunidades clave en el panorama actual de la industria petrolera en Colombia y aborda estrategias innovadoras y perspectivas sobre el futuro del sector en el país.

  • Revista: ¿Cómo se comportó el sector de hidrocarburos este año?, ¿cuáles son los retos que tuvieron que afrontar y las metas obtenidas?

Nelson Castañeda: Este año, el sector de hidrocarburos en Colombia ha experimentado grandes retos en materia de entorno, estabilidad macroeconómica —con las variaciones del Brent y la tasa de cambio— y de política pública, impactando directamente la actividad del sector. Hemos visto una reducción en el número de pozos perforados —contrastando con precios del petróleo por encima de los 80 dólares por barril—, una disminución del 41 % en la actividad de taladros y en la producción. 

Según Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), entre enero y septiembre del 2023, la producción fiscalizada de petróleo promedio registra 775,2 miles de barriles de petróleo diario (KBPD), un incremento de un 3,5 % respecto al mismo periodo en 2022, apalancada principalmente por el desarrollo del Campo Caño Sur, en Puerto Gaitán, que pasó de 3,2 KBPD en enero/22 a 37,4 KBPD en septiembre/23 (último dato disponible), un aumento de 34,2 KBPD. Sin embargo, en lo corrido de 2023, la producción se mantiene por debajo del volumen de diciembre del 2022, de 784,6 KBPD, disminuyendo en 9,4 KBPD, como consecuencia de incidentes de entorno y seguridad en los departamentos de Arauca, Meta, Putumayo y Caquetá.

El promedio registrado entre enero y septiembre de 2023 fue de 1.064 MPCD, una disminución del 2,4 % respecto al mismo periodo del año anterior. La actividad de taladros en 2023 presentó una reducción anual del 25,3 %, con 115 equipos activos. Esto representa una disminución de 39 equipos frente a octubre de 2022. Los taladros de perforación registraron 35 equipos activos, una disminución del 41 % comparado con octubre de 2022. 

La disminución de taladros desde octubre de 2022 ha representado una pérdida cercana a los 20.475 empleos, entre directos e indirectos. En términos de taladros de perforación, la reducción de mano de obra ha sido equivalente a 15.600 empleos: 2.400 directos y 13.200 indirectos; mientras que, para los taladros de reacondicionamiento, esta ha sido igual a 4.875 empleos: 750 directos y 4.125 indirectos.

A septiembre de 2022 se perforaron en Colombia 41 pozos exploratorios, un 30,5 % menos que en igual periodo del año anterior, y 454 pozos de desarrollo, con una disminución del 7,5 %; esta menor actividad de taladros y perforación de pozos representa grandes desafíos principalmente en las regiones donde la industria de Oil&Gas es fuente relevante de empleos e ingresos de hogares y entidades territoriales, como las regalías, por lo que se requiere un trabajo conjunto entre gobierno, sector y territorio para garantizar la viabilidad operativa de esta industria clave para la economía nacional y local. 

  • Revista: ¿Qué resalta y qué le preocupa del balance petrolero en 2023?
Le puede interesar:  Transformación minera en Antioquia: perspectivas y desafíos desde la Secretaría de Minas

Nelson Castañeda: El balance petrolero 2023 presenta elementos tanto alentadores como preocupantes, según los datos proporcionados por la ANH y el informe de Campetrol, destaca la resiliencia del sector, que busca mantener la producción a pesar de las condiciones de entorno como la seguridad física, los bloqueos en las vías y las reformas tributarias.

Sin embargo, la disminución del 30,5 % en los pozos de exploración y del 7,5 % en los pozos de desarrollo entre enero y septiembre plantea inquietudes sobre la capacidad del sector para renovar sus reservas. La fluctuación del precio del Brent y la disminución en la producción comercializada de gas añaden capas adicionales de complejidad. 

Campestrol se destaca como una de las empresas más importantes del sector

La industria de hidrocarburos es una fuente importante de ingresos en estas regiones, desempeñando un papel fundamental en la lucha contra la pobreza y las brechas sociales. Sin embargo, la pérdida de empleos de calidad y la disminución en la perforación de pozos representan grandes retos para las regiones. Estas preocupaciones resaltan la necesidad urgente de una colaboración entre el Gobierno, la Industria y Territorio para asegurar la viabilidad del sector de hidrocarburos. Campetrol continuará promoviendo el diálogo y la cooperación entre las partes para encontrar soluciones que equilibren los intereses empresariales con el bienestar de las comunidades de las zonas de influencia.

  • Revista: ¿Cómo impulsar la competitividad y el desarrollo de las regiones en el sector, ante la disminución de la actividad de taladros?

Nelson Castañeda: Podemos motivar la inversión y desarrollo de nuevos proyectos incrementales. Algunas ideas son:

  • Aplicar derechos por precios altos para proyectos de más de 5 Mboe.
  • Ajustar los términos en contratos vigentes para distribuir la renta después de recuperar la inversión del proyecto.
  • Reactivar los contratos de E&P suspendidos, dinamizando la relación con comunidades al aplicar las rentas adicionales del estado a proyectos comunitarios.
  • Mejorar la situación de seguridad con el proyecto de paz total.

Bajo estas acciones, podríamos impulsar la competitividad de Colombia. Otras ideas para el desarrollo de las regiones productoras son:

  • Tratamientos tributarios especiales para producciones por arriba de la curva de producción presupuestada.
  • Desarrollar el recobro mejorado a porcentajes arriba del 30 % o 40 %.
  • Fomentar contratos de colaboración entre operadoras y de servicios.
  1. Revista: ¿Cuál es el llamado desde Campetrol al Gobierno Nacional?

Nelson Castañeda: Desde Campetrol, buscamos trabajar con el Gobierno para promover la inversión, la seguridad operativa y el crecimiento sostenible del sector de hidrocarburos. Creemos en un marco regulatorio claro y predecible, y estamos comprometidos a superar los desafíos actuales. Juntos, se puede fortalecer la industria, generar empleo y asegurar el bienestar de las comunidades.

Le puede interesar:  Cámara de Comercio de Bogotá busca impulsar el trabajo de más de 65.000 empresas del sector de la gastronomía

Instamos al Gobierno Nacional para continuar generando los efectos positivos de esta industria en la economía y en las finanzas nacionales. Según el Monitor de Desarrollo Territorial, los municipios productores de petróleo y gas tienen niveles de pobreza multidimensional (40.8 %) por debajo del promedio nacional (41.8 %) y mayores niveles de recaudo de impuestos. 

Además, estos municipios han experimentado un desarrollo agrícola significativo, con un crecimiento del 27,7 % en el área sembrada de los principales cultivos, en contraste con el crecimiento nacional del 7,4 %. 

En educación y salud, los municipios productores de petróleo y gas superan el promedio nacional. La cobertura neta en educación fue del 91,3 % en 2021, y el desempeño municipal en salud fue de 85,2 puntos, superior al promedio nacional de 84,5. 

  • Revista:¿Qué expectativas tienen en Campetrol para el sector en 2024?

Nelson Castañeda: Campetrol mantiene expectativas cautelosas para el sector de hidrocarburos en el año 2024. Esperamos una ligera recuperación en la actividad de taladros y la producción, si los precios del barril se mantienen y se implementan medidas que fomenten la inversión y la seguridad en las operaciones de la industria.

Según el Marco Fiscal de Mediano Plazo (MFMP), en 2026 se alcanzará una producción de 825 KBPD con una tasa de cambio de $4.798 y un precio Brent de $73,4 USD/Bl. Para lograr este nivel, necesitamos de políticas públicas que impulsen la producción de petróleo y gas.

No obstante, debemos abordar desafíos persistentes: la estabilidad macroeconómica, la devaluación de la tasa de cambio, la conflictividad social en la región y la adopción de políticas coyunturales que impulsen la producción y exploración.

Finalmente, es importante mencionar que, las políticas deben mejorar la competitividad. Según análisis de competitividad del sector de hidrocarburos en Latinoamérica, Colombia ocupa un lugar desafiante en la competitividad debido a los efectos de la reforma tributaria. Sin embargo, hay oportunidad para motivar la inversión y desarrollo de nuevos proyectos.

La industria reconoce los esfuerzos que se han impulsado, tales como el Acuerdo 06 de 2023 de la ANH, por el que se establecen criterios para la administración de contratos y convenios de hidrocarburos para incentivar la exploración de hidrocarburos con los contratos actuales. 

Debemos actuar ya para mantener la actividad y generar bienestar y progreso para todos los colombianos.

Este contenido hace parte de la octava edición de Revista 360 que cuenta con la participación de más de 70 invitados de todos los principales sectores económicos, productivos y políticos de Colombia. Ministros, líderes gremiales, líderes en áreas de la construcción, sectores bancarios, logística e infraestructura, telecomunicaciones, gobernantes regionales, analistas, economistas, entre otros.

Lea también: “Probablemente somos uno de los sectores de mayor crecimiento en el país”: Jeffrey Fajardo López, presidente ejecutivo de la Asociación Porkcolombia.

[tds_plans_description year_plan_desc="JTIw" month_plan_desc="JTIw" free_plan_desc="UHVibGljaWRhZA==" horiz_align="content-horiz-center" f_descr_font_size="10" tdc_css="eyJhbGwiOnsibWFyZ2luLXRvcCI6IjQwIiwiZGlzcGxheSI6IiJ9fQ=="]

Última hora

Le puede interesar

[mc4wp_form id=”74432″]