Entre la teoría y la práctica

Por: José Miguel Santamaría Uribe


Muchos cuentos y anécdotas se han tejido por mucho tiempo alrededor de estos dos conceptos, desde chistes hasta temas de tipo gerencial, el peso que debe tener uno u otro en las decisiones difiere sustancialmente del tipo de trabajo o de circunstancia.

Hoy en día es muy usual en el ámbito empresarial contratar los servicios de consultoras de estrategia global dedicadas a hacer planeación y administración estratégica que traen un modelo global de negocio que en muchos casos funciona, pero en otros está totalmente alejado de la realidad del país, del mercado y de la empresa, existen muchos casos en los cuales estas asesorías han acabado el ADN de la empresa que asesoran y han estancado su crecimiento. Muchos de estos consultores han sido solo eso, nunca han estado en el mundo real.

Parecido sucede en los departamentos de RRHH cuando se le da mucha mas preponderancia a la hoja de vida, los estudios y las especializaciones qué a la experiencia laboral o las cualidades personales, personalmente pienso que la práctica y el conocimiento de los negocios, del mercado o del entorno genera muchísimas veces mas valor a una empresa que un MBA en una hoja de vida.

Hoy en día las universidades para certificarse ante el Ministerio de Educación deben mostrar un número mínimo de profesores tiempo completo que se dediquen también a la investigación, en teoría es un tema lógico pero no funciona igual para todas las carreras, existen algunas donde el profesor de cátedra que da una clase de un tema sobre el cual hace su trabajo real diariamente en una empresa o negocio  genera un acercamiento de los estudiantes a la realidad que no se consigue con la sola teoría.

Cuando hablamos de políticas públicas pasa muchísimas veces temas parecidos, no mas veamos el ejemplo de la lucha contra los cultivos ilícitos, teóricamente la erradicación voluntaria y el no uso de glifosato deben ser la solución mas lógica teniendo en cuenta por un lado que los cultivadores deben buscar otro cultivo alternativo como la no seguridad de los daños colaterales de ese matamalezas, en la práctica desde que se implementó ese modelo los cultivos han aumentado el 300%. Claramente la aspersión aérea con glifosato es lo que mas ha funcionado.

Si hablamos de legislación también encontramos este problema, muchos temas se ven muy bien en el papel pero en la práctica son en muchos casos inviables, este es el caso de cómo quedo el artículo 90 del estatuto tributario con las modificaciones que le hizo la ley 1943 de 2018 (ley de financiamiento) el cual habla del precio de venta de inmuebles no debe tener una diferencia de mas del 15% frente al precio del mercado y determina como se debe definir ese precio, la realidad es que el mercado inmobiliario es un mercado imperfecto, ilíquido, con muchísimas aristas que hace en muchas ocasiones que la determinación del precio justo de intercambio que se utiliza con valores de bolsa estandarizados sea absurdo, además acaba la posibilidad que existe hoy en día para liquidar inmuebles difíciles de comercializar o en momento en que los mercados están sobre ofrecidos, no se puede por cuenta de atajar unos malandros dejar sin herramientas al resto de la población que actúa de buena fe.

Yo personalmente tiendo a favorecer la práctica sobre la teoría, obviamente no son ni deben ser valores absolutos, una buena mezcla seguro hace la diferencia. Si la sola teoría fuera necesaria, Colombia sería campeón mundial de fútbol o donde se consiguen mejores y más avezados comentaristas de fútbol, ahora imagínenselos jugando.