Generación Z:  Los Hijos de La Crisis de 2008

Compartir

Toda generación es marcada por un evento de crisis la cual genera un trauma e influencia profundamente su manera de pensar.  La generación Z es la manera en la cual se refieren a aquellas personas nacimos entre 1995 y 2005

Por: Rafael Torres

Todos los años el mundo de los negocios espera con ansias la asamblea de accionistas de Berkshire Hathaway. Un evento donde miles de personas alrededor del mundo se reúnen para escuchar el razonamiento detrás de las decisiones de inversión de dos leyendas como Warren Buffet y Charlie Munger.

Además de explicar las decisiones que motivaron las decisiones de inversión en el año transcurrido, estas dos leyendas del mundo de las inversiones dan su opinión de tendencias globales, eventos mundiales e inclusive responden a preguntas del público pidiendo consejos personales.

Después de las quiebras de varios bancos estadounidenses, varias de las preguntas del público fueron dirigidas hacia la industria de la banca y el sector financiero en los Estados Unidos. Aunque durante la respuesta se tocaron varios temas como los incentivos perversos que tienen los directivos de los bancos y como los reguladores siguen sin cumplir su función de vigilancia efectivamente, una conclusión de Charlie Munger fue la que más reacción causó en la audiencia.

Al ser preguntado sobre el mundo de la Banca, Charlie Munger mencionó como él se considera tan anticuado que extraña los tiempos en los que había una distinción entre banca comercial y banca de inversión. Munger también mencionó cómo los banqueros deberían actuar más como los ingenieros en el sentido de que su principal trabajo debe ser prevenir el desastre en lugar de buscar hacer grandes fortunas.

Le puede interesar:  Economía circular en la industria alimenticia: retos y oportunidades

Desde el año 1933 hasta 1999 en Estados Unidos existió la ley Glass-Steagall la cual hacía que hubiera una distinción entre banca de inversión y banca comercial. Esta ley se derogó en 1999 y muchos consideran que la derogación de esta ley fue una de las principales causas de la crisis de 2008. Desde principios de los años noventa hasta la actualidad, el sector financiero se convirtió en el sector más importante de la economía estadounidense, la cual ha hecho cambios significativos en los últimos años los cuales no han beneficiado a la clase media.

DEL MISMO AUTOR: De conspiración a realidad

Toda generación es marcada por un evento de crisis la cual genera un trauma e influencia profundamente su manera de pensar.  La generación Z es la manera en la cual se refieren a aquellas personas nacimos entre 1995 y 2005. Somos una generación que vivió el impacto de la crisis de 2008 en una edad muy temprana, la cual influenció consciente e inconscientemente nuestra manera de pensar y actuar en el mundo.

El problema con la crisis de 2008 es que, para salir de esta, fue necesario pagar altas sumas de dinero a aquellos que habían causado la crisis. En pocas palabras, el sector financiero ya venía en auge alrededor del mundo debido a la globalización y de regularización de muchos mercados y aunque se cometieron graves errores aquellos que los ocasionaron nunca tuvieron que ser responsables por sus acciones. Todo este panorama ha generado que el mejor talento de la generación Z busque trabajar en el sector financiero en lugar de trabajar en el sector real que es donde se generan realmente bienes y servicios que generan riqueza.

Le puede interesar:  Colombia, al borde del abismo

El sector financiero es esencial para el desarrollo de una economía debido a que es la manera en cómo los recursos se asignan de manera eficiente. Sin embargo, como dice Charlie Munger una sociedad no puede prosperar si sus personas más inteligentes en su mayoría deciden dedicarse a manejar grandes portafolios y valorar empresas, en lugar de realmente producir bienes y servicios que mejoran la sociedad.

En Colombia nunca vivimos realmente un proceso de industrialización, sin embargo, aunque en nuestro país hay muchas cosas por desarrollar en términos de industria el mejor talento sigue tomando el camino del sector financiero.

El gran problema es que en algún punto tiene que haber industrias sólidas en las que valga la pena invertir es por eso por lo que en estos momentos de tanta incertidumbre económica es esencial que gran parte de nuestro capital humano vuelva al sector real que es el lugar donde realmente se generan bienes y servicios que mejoran la calidad de vida de las personas.

Última hora

Le puede interesar

[mc4wp_form id=»74432″]