Gobernador Luis Pérez sufre revés

Confidenciales 360.


En la clausura de las sesiones de la Asamblea de Antioquia la semana pasada, el gobernador Luis Pérez manifestó que los miembros de la duma son muy lentos, que no son eficientes, que no organizan bien su tiempo y que hoy las demandas del departamento son muy superiores al rendimiento que se ha presentado.

Se registró que de 19 proyectos de ordenanzas que pasó el gobernador a la Asamblea solo se aprobaron seis, lo cual calificó, bajo su punto de vista, como decepcionante. A la par, le pidió a su gabinete que trabaje más y que hoy las personas están perdiendo las esperanzas en la administración departamental.

A la hora de analizar lo sucedido, está claro que la Asamblea Departamental no es una notaría, donde alguien va a registrar algo y se lo aprueban. La duma por función constitucional es una instancia donde se aprueban, modifican o rechazan los proyectos u ordenanzas que son presentadas por el gobernador de turno. También una de sus funciones es hacer control político. Son de elección popular, tienen la importante responsabilidad de controlar qué sucede en toda la estructura como tal de la administración departamental a nivel político y administrativo.

En tal virtud, no es exacto el comentario del gobernador Pérez acerca de que trabajan poco, de manera desorganizada o que son ineficientes porque no le aprueban todo lo que presenta. Acá lo que realmente sucede es que la administración departamental va muy lenta hoy, como se ha reiterado en diversas ocasiones, hay varios despachos sin una cabeza en propiedad, y fuera de eso los grandes proyectos detonantes que ha mencionado el gobernador hoy ni siquiera tienen claridad por lo menos en el papel y el tiempo va corriendo.

El gobernador Pérez al llegar del festival vallenato en Valledupar se despachó contra la Asamblea y esto no cayó bien en varios de los diputados, pues para algunos las críticas son infundadas e injustas  debido a que ellos están en el deber de hacer un estudio profundo de cada una de las ordenanzas, y si no hay un acompañamiento de la gobernación ni un trabajo en conjunto, sencillamente no se aprueban las cosas.

Varios diputados consultados por 360 Radio y que pidieron guardar su nombre manifestaron que las relaciones con el gobernador vienen deteriorándose desde hace varias semanas, sobre todo porque no hay canales de comunicación claros con él, las pocas vías que existen están alteradas, no transmiten los mensajes de manera correcta, y se han convertido más en obstáculos que en reales vías de comunicación eficiente.

También, algunos mencionaron que existe cierto desprecio del gobernador hacia ellos y que esto lo han notado en la negación continua de citas para reunirse con corporados, con la mesa directiva de la duma departamental. También, con relación a una carta que la Asamblea le envió pidiéndole al gobernador más ejecución en su gabinete y que nombrará a las personas que faltaban habrían sido los detonantes de la situación que hoy se vive.

Existen también varias dudas sobre algunos proyectos por parte de diputados como el traslado de la Fábrica de Licores de Antioquia, pues hoy lo ven más como un embeleco que como una necesidad. No entienden por qué se quiere dar ese traslado, ni tampoco adónde va a ir o a quiénes se les van a comprar los terrenos, quiénes tienen interés en este negocio y a quién se le vendería, eventualmente, la FLA.

Así, sucesivamente hay varios proyectos que hoy son fuertemente cuestionados por la duma departamental. Esto constituye un revés para el gobernador Luis Pérez, quien venía tranquilamente manejando las relaciones con la Asamblea, lo cual es un fuerte llamado de atención para que él reorganice no solamente su gabinete sino también los canales de comunicación con la Asamblea Departamental y con otros sectores políticos y administrativos de Antioquia que hoy están molestos por la actitud del gobernador Luis Pérez.

Alcalde medellin