«La visión de Petro es mala en todo, retrograda, falta de sustento, violatoria de derechos constitucionales, es un megalómano» Candidato presidencial Enrique Gómez en 360

Enrique Gómez, Petro
Twitter: Enrique Gómez

El candidato por el Movimiento de Salvación Nacional para las elecciones del próximo 29 de mayo, Enrique Gómez, conversó con 360 Radio acerca de sus propuestas, sobre cómo ve el panorama electoral, y sobre sus opiniones de Gustavo Petro.


360 Radio: El candidato presidencial Enrique Gómez del partido Salvación Nacional, ¿Cómo ha estado?

Enrique Gómez (E.G.):

Seguimos en el proceso de difundir nuestras ideas, seguimos en el proceso de consolidar una alternativa conservadora y de derecha para nuestro país, y adelante con todos los esfuerzos de campaña.

360:

¿Qué sensaciones tienen sobre ese ‘spotlight’ que le están poniendo a Salvación Nacional, a su candidatura?, ¿Por qué cree que es?, ¿Qué está pasando?, ¿Qué le dicen a usted, por ejemplo, hoy, en el externado, y en la calle?

E.G.:

Yo creo que el ambiente de esta campaña ha carecido de posiciones claras y comprometidas en relación con los grandes problemas nacionales, y sobre todo del tema propositivo, había tenido unos, diría yo, unos picos de iniciativa, sobre todo a través del señor Petro.

En donde una persona que lleva doce años en campaña política, con una muy muy alta receptividad en las cabezas de los medios, es mi impresión, no sé si sea amistad, no sé si sea identidad ideológica, no sé de pronto precisamente ese sentido como de autocensura o autopromoción para evitar el señalamiento que es tan agresivo digamos en ciertas zonas del espectro ideológico contemporáneo, sobre todo en extrema izquierda, porque hay ese activismo militante en las redes, ese activismo agresivo, que siempre está victimizándose en relación con las personas, candidatos e ideas de la izquierda.

Ese territorio en donde caminan los ungidos morales de nuestra sociedad, que son líderes y militantes de la extrema izquierda que predican sobre todo y para todo una superioridad moral sobre la prensa, la sociedad, los demás pensadores, las autoridades públicas, los ciudadanos; que consideran a los ciudadanos como usted y yo unos imbéciles, unos incultos, unos ignaros de la caverna.

Entonces se ha creado este ambiente de ‘auto victimización’, que le ha generado una iniciativa enorme al señor Petro en el desarrollo de su campaña, en lo reciente y en lo remoto, y ese protagonismo estaba siempre ligado a unas fraseologías, a unas imágenes de país, y muchas veces a unas propuestas pues muy malas, muchas de ellas ya lo hemos empezado a ver completamente carentes de realidad técnica, de realidad fáctica, pero siempre adornadas con un buen discurso marxista, protomarxista, un discurso seductor que indudablemente Petro tiene.

Y en ese en ese espectro de ocupación del digamos espectro mediático, pues Petro ha sido muy eficaz; y en vez de haber, los otros líderes de la política nacional, generado un mensaje alterno, con una visión alterna, decidieron en una serie de paradigmas que en mi opinión, y lo sé, fijó en algún punto de esta campaña presidencial el expresidente Juan Manuel Santos, él fijó tres grandes paradigmas, dijo: “Solo un moderado, ultramoderado le gana a Petro”, dijo no más polarización, dijo todo lo que huela, se parezca, o esté cerca o haya pasado por  el lado de Uribe es una desgracia.

Twitter: Enrique Gómez

Tres paradigmas han regido todo este debate electoral, y son sofismas equivocados y manipuladores por una razón muy sencilla, cuando buscan ese centro, supercentro con carente de compromiso, ese que no le contesta al país en los debates, no le contesta al país en las entrevistas, sino con generalidades, esos son los candidatos del régimen.

Esos candidatos necesitan esa flexibilidad para ubicarse donde sea, donde más puedan echar apoyos, para a su vez después garantizar prebendas, para traficar con los bienes y activos del estado. Y ese, ese es el régimen que necesita urgentemente mantener y volver al poder. Y nuestra aparición reciente pues es milagrosa, la califico de milagro metafísico, porque durante 90 días como candidato con un movimiento, con una aspiración respaldada y avalada por la asamblea de nuestro partido, pues fuimos vetados de prácticamente todos los espacios mediáticos de gran alcance.

Yo creo que pues el debate es: o bueno, puede que yo le genere enemistad a todos los grandes directores de medios del país, que no les parezco simpático, yo casi no los conozco, yo no he sido un hombre de poder; o de pronto son las ideas, o de pronto, ¿Sabe qué? La independencia, porque nosotros en Salvación Nacional no hemos participado ni de este gobierno, ni del anterior, ni del otro. No tenemos cuentas pendientes con la justicia, no tenemos aliados oscuros, no representamos a los grupos económicos, y la independencia es el peor pecado frente al régimen.

El régimen se estructura en la red de complicidades, conexiones, deudas, pasivos; que va generando esa solidaridad negativa, que se traduce siempre en mantener una capacidad de pelechar del estado.

Entonces, ahora que rompimos, gracias a RCN televisión, la posibilidad de mostrarnos con nuestras ideas al país, como movimiento, como persona, pues ha generado muchísima acogida, pero una acogida impresionante; de hecho nosotros estábamos sepultados, como es un movimiento pequeño, recién creado, pues casi ni alcanzamos a registrar, ni a contestar todas estas llamadas de apoyo, ofrecimientos de apoyo y vinculación a la campaña.

Hay quien, ante 800 o mil personas vociferantes que te insultan, que no es tan de tu pensamiento y de tu postura democrática, hay quien se arruga, yo lo entiendo; yo no, yo no nací para eso, y cuando creo en una idea, soy coherente con esa idea, cuando creo en una visión del Estado, soy coherente con esa visión, y la hemos documentado, hemos trabajado fuerte, dialogando con expertos, leyendo, estudiando, discutiendo internamente con los cuadros del partido.

Y tenemos una visión y una propuesta de país radicalmente opuesta a la de Gustavo Petro, y en la mitad entre él y yo, hay unos señores que no quieren herir a nadie ni molestar a nadie, ni comprometerse con nada, para ver cómo se mueven; entonces esa es la definición del debate actual, y creo que finalmente nuestra presencia tiene que ser reconocida como el álter ego de esa mala visión de país que plantea Petro, que hoy la vimos en el debate del externado.

Reforma agraria, regalarla, y condonar la cartera del ICETEX que puede valer 6 o 7 billones de pesos, y poner en riesgo precisamente el subsidio a la demanda en educación superior; ese facilismo de: ninguna regla social aplica, usted aquí haga lo que quiera; en una en una sociedad absolutamente amorfa, egoísta, sin valores. Esa demagogia radical necesita una alternativa, y estamos haciendo, obviamente con humildad y posiblemente con errores, haciendo lo posible por mantener una alternativa clara y propositiva.

360:

¿Cuál es esa propuesta diferencial de Enrique Gómez? con esos candidatos que hoy no se están mojando, por alguna razón, y esa diferencia radical en lo que hoy propone Gustavo Petro, pero que usted concuerda que son síntomas negativos para la actual situación del país.

E.G.:

Pues lo dije hoy y quiero referirlo nuevamente. Claro que el país necesita un cambio, el manejo ineficaz, ineficiente del estado, un estado que no cumple con expectativas esenciales que son de lo que lo justifican en sí mismo; como lo hemos hablado tanto de la justicia, el cumplimiento de la ley, que no se vuelva a negociar la ley, que impere la moral en el ejercicio de lo público, que haya precisamente unas condiciones adecuadas eficaces y comprometidas alrededor del desarrollo.

Son puntos esenciales de la función misma del nuestro estado, desgraciadamente no está cumpliendo, y entonces sí se necesita el cambio, yo creo que la sensación y la justificación de un cambio, una transformación social es enteramente válida, la gente lo ha venido canalizando, mucho hacia quien tiene un discurso, un discurso coherente, y una visión de país coherente.

Porque la visión de Petro es mala en todo, retrograda, falta de sustento, violatoria de derechos constitucionales, es un megalómano, es un hombre que tiene una visión, de sí mismo que es peligrosa para la estabilidad democrática, y ligera en muchas de las apreciaciones para la galería que hace, pues genera unas expectativas que no se van a poder cumplir; por ejemplo hoy reitera que va a eliminar la explotación petrolera en el país ¿Para qué dicen eso? Si el estado colombiano sin el ingreso petrolero, pues hay que pagarlo al día siguiente.

Entonces nosotros sí tenemos un concepto claro, las prioridades hoy grandes de la ciudadanía, y son claras y son justificadas, están en relación con la creación de empleo de calidad; pero no ese ese concepto que ha venido aplicando la actual administración de ir botando dinero a través de Ingresos Solidario, recalentando la economía.

Necesitamos crear empleo, pero con crecimiento basado en la inversión pública para recuperar la competitividad, hemos dicho cosas muy concretas: aumento radical de la inversión en infraestructura, el país dejó de invertir hace décadas en infraestructura, se apoya en las concesiones que son pues realmente obras pequeñas, obras marginales.

Mire que estamos en el plan actual de la administración Duque pensando en invertir el 0,5% del PIB en promedio por diez años, muy poquito, el país está mal de infraestructura, no compite a nivel internacional, los costos de transporte -y esa discusión la tengo constantemente con el sector transportador-, realmente las tarifas por kilómetro recorrido en Colombia no se pueden comparar con mercados flexibles, porque los mínimos que se han señalado de precios sí le restan competitividad.

Necesitamos conectar nuestra infraestructura, conectar las veredas con las cabeceras para facilitar y reducir los costos del productor agropecuario; y una mega inversión en conectividad, 11 millones de colombianos en la ruralidad sin acceso a Internet, pues no vamos a lograr que los jóvenes se queden en mantener el campo productivo si no tienen internet. Y además, tampoco vamos a poderlos capacitar, formar y darles acceso a los mercados.

Entonces un gran componente de infraestructura que permita repotenciar la agricultura, repotenciar la vivienda de interés social, que yo creo que la meta actual de la administración Duque ojalá la cumpla, de 240 mil o 270 mil subsidios entregados en los cuatro años, es paupérrima ¿Por qué?, porque hay 5 millones personas con urgencia de vivienda de interés social, casi 1,2 millones de colombianos no tienen ningún tipo de vivienda.

Necesitamos elevar eso a más de un millón de viviendas de interés social por cuatrienio, por una razón muy sencilla, porque curiosamente la gente en Colombia se sigue motivando a formar hogar, a tener hijos, y entonces pues genera una nueva y creciente demanda de vivienda; y en ese universo de la competitividad y la productividad para crear empleo.

Transformación de la educación, lo dije hoy, lo dije alto, lo dije duro en ese templo, esa casa de estudio tan prestigiosa de nuestro país que es el externado; mi crítica severísima a la educación superior que le falla precisamente a las juventudes de Colombia en entregarle educación de calidad, y obviamente el drama absoluto de la educación básica, media, secundaria, y técnica profesional.

El drama es, y ustedes me han escuchado este dato, 82% de los muchachos no pasan Saber Once. El gobierno mismo le reconoce, que de 100 muchachos que inician el ciclo escolar   en la educación básica, solo 44 termina; una deserción consolidad en todo el ciclo escolar del 66%. Y la razón principal para la deserción escolar es la mala calidad de la educación que se está brindando, los estudiantes sienten que ni es pertinente, ni es atractiva, y les cuesta.

Les cuesta porque claro, el que arrastra el analfabetismo o la mala educación en el ciclo básico, pues sufre como todos los que tuvimos problemas en el bachillerato con alguna materia, yo tenía mi ‘coco’ que era física y matemáticas, porque no fui juicioso en primaria; todos lo hemos vivido, sabemos que una mala formación en el ciclo básico afecta, no la educación medida únicamente, afecta al resto de la vida de la persona.

8 Millones, de los 9,8 millones de estudiantes están a cargo de la red pública, es decir, casi el 85% de nuestros educandos están en una red pública que es desastrosa, y hay que transformarla y reformarla para que esos muchachos que salen tengan empleabilidad, porque es que salen tan mal formados, que no tienen las habilidades y competencias que requiere el mercado, les cuesta mucho el primer empleo.

Tenemos una estadística lamentable como nación. En el grupo de jóvenes, pues tiene una categoría extensa de 14 a 28 años; yo siempre me enfoco en los 17 a 25, porque en mi opinión el DANE registra un fenómeno social que es verdadero, pero no es un ideal, deberíamos registrar 17 a 25 años por dos razones.

Los muchachos deben terminar la escolaridad antes de salir a buscar el empleo, claro, hay muchos que se aburren, muchos que necesitan  sostener a sus familias, muchos que dejan embarazada a la compañera y  forman hogar antes de los 17, pero no es un ideal de sociedad; por eso a mí me preocupa mucho esa empleabilidad de 17 a 25, cercana al 20 durante diez años, o sea tiene una sección gigantesca, un corte transversal gigantesco la sociedad colombiana durante diez años, que tienen una tasa efectiva, una prevalencia del desempleo, del 20%.

Entonces ahí es donde es nuestra principal propuesta, hay que resolver el tema del desempleo, sin caer en recalentamiento de la economía que genere carestía. El segundo punto esencial, muy concreto: sin justicia no hay seguridad, no hay seguridad física, los criminales imperan, sin justicia no hay seguridad jurídica, y debemos no solo reformar integralmente la justicia, sino generar 70 mil cupos carcelarios adicionales, precisamente para guardar a los bandidos.

Remodelar nuestras antiguas cárceles que son viejísimas, el 80% de los establecimientos de reclusión del orden nacional, son de lo que se llama primera generación: construidos y entregados y operando desde antes de 1994; y necesitamos condiciones humanitarias para los establecimientos que están en peor estado en el Inpec; establecimientos más baratos de operar, más seguros para la guardia y menos propensos a la corrupción.

Y finalmente cierro con un tema que creo que es esencial en nuestra agenda y en nuestra propuesta, y es, “sin justicia campea la corrupción”, la corrupción se combate de tres formas: nombrando bien gente decente en los cargos públicos, teniendo la justicia eficaz a la cual el corrupto le tenga miedo, y transformando procedimientos de adjudicación de contratos, que hoy día permiten que se firmen los contratos, se roben los anticipos, se roben los contratos, a pesar de que los demás sugerentes han avisado y han advertido que son triquiñuelas o pliegos amañados.

Nosotros proponemos, segunda instancia, en la vía gubernativa, en la adjudicación contractual, precisamente para que al alcalde lo supervise la gobernación, a la gobernación la supervise la nación, y a la nación la supervise una sala especial en la sala de consulta del consejo de estado; entonces esos son tres de los grandes temas.

Twitter: Salvación Nacional

360:

Usted qué le dice a estas personas que se sienten identificadas con sus propuestas, con sus pensamientos, con la lectura del país y que dicen “hombre a mí la razón, la mente, el corazón me dice que vote por este señor porque estoy de acuerdo con lo que él dice, pero es que tengo miedo de Petro; entonces voy a votar por este como para ver si me saca” ¿Qué les dice a ellos?

E.G.:

Hombre lo primero una reflexión filosófica muy respetuosa. En mi vida, haciendo consejería como abogado en muchos conflictos y dificultades he llegado a la conclusión clarísima y evidente que del miedo y la mentira nada bueno sale.

Y entonces votar el 29 de mayo por el miedo que le tengo a Petro pues no produce un resultado positivo, porque es que esa es la primera vuelta de la opinión, es la vuelta de la diversidad, y es en la diversidad que va a haber muchísimos votos que aseguren que Petro no gana en la primera vuelta; pero también aseguran la diversidad y los compromisos que cualquiera que gobierne a Colombia debe mantener y tener en cuenta la población.

Porque el que vota por lo que no cree, se miente a sí mismo. Y uno debe tener ese espacio en la democracia, y esta prevalencia de las consultas previas no puede borrar el fin de la primera vuelta, ni generarnos algo absurdo que es como dos segundas vueltas, que es lo que a mí muchos me dicen “no no hay que unirse a Fico desde ya, y entregue sus banderas y sus ideas porque es que ya viene Petro, ya viene Petro”

Yo digo bueno, pero un momentico ¿Quién va a ganar en primera vuelta?, nadie va a ganar en la primera vuelta, no es posible matemáticamente, ni creo que el pueblo colombiano lo permita, ni lo quiere así, ni mucho menos Federico va a ganar en la primera vuelta, eso sí que es ya de Alicia en el país de las maravillas.

Invito al ciudadano a calmarse, invito al ciudadano a escuchar como como debe ser en el proceso democrático normal, a ponderar las ofertas, a ponderar las propuestas, a superar el tema de los ataques, claro que se sabe que el señor Petro es un señor inmoral, es un señor que no contesta sobre su financiación en el pasado, ni en el presente; y miente mucho, sí, eso ya lo sabemos, de qué sirve decírselo.

Lo que interesa es enamorar y convencer a través de una visión alterna de la sociedad colombiana y del estado, y eso es a donde creo que nosotros hacemos un ejercicio serio coherente, continuo, de propuestas muy específicas, realizables, aterrizadas, y basadas en ética, moral, y doctrina buena para el país. Entonces, invito a la ciudadanía a no caer en el miedo y la mentira, no se mientan a sí mismos, si les gusta un candidato; en mi caso de las ideas que nosotros estamos proponiendo, voten con calma, y ya vendrá la hora del voto útil, en la segunda vuelta, según quien quede allí.

Pero una democracia que abandona sus creencias para votar en contra de otras creencias, pues termina generando mandatos débiles, y mire lo débil, y mire lo paupérrimo que resultó en muchos aspectos el gobierno de Duque, que ni siquiera quiso hacer la ruptura con el pésimo legado que le dejó Santos, porque es que a Iván Duque le tocó ligar una función presidencial con un legado maldito de desinstitucionalización, crisis fiscal en muchos frentes, entre esos el de la salud.

Y el presidente Iván Duque en vez de marcar ese esa ruptura, mostrarle al pueblo colombiano los defectos que había recibido, decidió que era protomoderno y que entonces eso no lo conducía a nada.

El país hubiera, y su mandato hubiera sido mucho más potente y mucho más eficaz, si hubiera asumido un corte de cuentas claro y contundente contra quien hoy anda por ahí en las oscuridades, cuadrando componendas, cuadrando artificios, cuando el principal responsable de que Petro esté en las puertas del Castillo es Juan Manuel Santos; es parte del proceso que él pactó a oscuras en La Habana, y esa responsabilidad política Duque no se la adjudicó.

Y de ahí arrancó ya cojeando Iván Duque, por un mandato limitado, un mandato simplemente para frenar al otro con muchísimas dificultades, para generar consenso y obviamente con un gabinete que se inventó mágicamente, que no tenía la correa, no tenía la capacidad para manejar este país tan difícil.

Cualquiera que llegue a ser presidente en 2022 va a tener un encargo fenomenalmente difícil: de una sociedad que no logra consensos; de una estado que no se deja, ni se permite ser eficaz; de grupos especiales, en la justicia, en el magisterio, en las fuerzas militares, en las zonas territoriales; un estado que le ha entregado, en un facilismo inane, soberanía a personas que no tienen la capacidad de ejercerla, y hablo del CRIC en el Cauca, hablo de la de la Reserva campesina, hablo de organizaciones criminales que campean en los campos del país.

LEER TAMBIÉN: Humberto de la Calle le pidió a Ingrid Betancourt desistir de su candidatura presidencial

Entonces viene una un escenario bien difícil, alguien dirá “démosle más votos a alguien que no opina nada de nada”, no al contrario, fijemos unas posiciones para que ese que pase a la segunda vuelta tenga compromisos precisamente positivos con esa fuerza de votantes, hagan ver su voto el 29 de mayo por las personas y las ideas en las que creen, no se mientan a sí mismos, y sobre todo no votar con miedo.

360 Radio necesita tu colaboración para seguir informando

¿Quieres contribuir a la expansión y consolidación de 360 radio?

Quiero Ayudar