Los impactos que tendrá el GEA en materia empresarial y económica tras el acuerdo histórico

El Grupo Empresarial Antioqueño (GEA) se prepara para una transformación radical tras cerrar un histórico acuerdo de intercambio de acciones con el Grupo Gilinski, marcando el fin de una era de participaciones cruzadas entre empresas líderes en Colombia.

Compartir

Tras décadas de participaciones cruzadas entre empresas emblemáticas como Argos, Nutresa y Sura, el Grupo Empresarial Antioqueño (GEA) se prepara para un cambio radical en su estructura y dirección estratégica. Este cambio, marcado por el reciente acuerdo de intercambio de acciones con el Grupo Gilinski, ha puesto en marcha una serie de transformaciones fundamentales que redefinirán el panorama empresarial en la región.

Por qué es importante: La historia del GEA se remonta a una permuta de acciones hace cuarenta años, cuando Jaime Michelsen intercambió sus títulos en la Compañía Nacional de Chocolates por participaciones en otras compañías, dando origen al entramado empresarial conocido hoy en día. Ahora, con el cierre inminente del llamado «Acuerdo de Madrid», el GEA se encuentra en el umbral de una nueva era, marcada por la independencia de las participaciones cruzadas que han definido su estructura durante tanto tiempo.

Le puede interesar: Los tres puntos relevantes que se desarrollan en la Asamblea de Accionistas de Grupo Argos

Detalles del acuerdo entre el GEA y los Gilisnki

Acuerdo entre el GEA y los Gilinski
Foto: Redes sociales

Detalles: Jorge Mario Velásquez, presidente de Grupo Argos, ha adelantado que una vez concluido el proceso con el Grupo Gilinski, su compañía consolidará la mayoría de las acciones del Grupo Sura. Esta movida estratégica permitirá a Argos reforzar su posición en el sector de la infraestructura, con inversiones planificadas en empresas clave como Cementos Argos, Odinsa y Pactia, así como incursiones en el ámbito de las energías renovables a través de Celsia.

Contexto: En el ámbito de Grupo Sura, el foco está puesto en el relevo que marcará la salida de Gonzalo Pérez, quien ha liderado la empresa durante cuatro décadas. Pérez, quien ha extendido su mandato a solicitud de la Junta mientras se completa el Acuerdo de Madrid, se prepara para ceder las riendas de la compañía a un nuevo líder, elegido por la recién conformada Junta de accionistas.

Le puede interesar:  ¿Qué pasará con los accionistas minoritarios tras la nueva OPA por el 23% de Grupo Nutresa?

Pérez, al abordar a los accionistas, ha destacado los beneficios que traerá la conclusión del acuerdo, anticipando un aumento en el patrimonio y la utilidad por acción. Se proyecta que el indicador de deuda neta sobre dividendos aumentará en 2024, aunque se mantiene dentro de los límites tolerables para las calificadoras de riesgo.

Panorama general: Por su parte, Nutresa, bajo la nueva gestión del Grupo Gilinski, se enfoca en la reinversión de utilidades para fortalecer su operación y expansión. Gabriel Gilinski, al frente de la compañía, ha subrayado el impresionante incremento en el valor de las acciones desde la primera Oferta Pública de Adquisición (OPA) en 2021. Destacó la importancia de la reinversión para generar más empleo y expandir la presencia global de la empresa.

El Grupo Empresarial Antioqueño se prepara así para una nueva etapa, marcada por cambios estratégicos y la consolidación de sus empresas en diferentes sectores. La conclusión del Acuerdo de Madrid marca el inicio de un camino hacia el futuro, donde la innovación y la expansión serán pilares fundamentales para mantener su liderazgo en el mercado regional e internacional.

Lea también: Informe de XM alerta sobre el bajo nivel de agua en los embalses colombianos, ¿cómo impactará al sector energético de Colombia?

 

Última hora

Le puede interesar

[mc4wp_form id=»74432″]