Los salarios más altos en el fútbol femenino: ¿Quiénes son las jugadoras mejor pagas?

Mayra Ramírez, la jugadora de la Selección Colombia, fue transferida del Levante al Chelsea de Inglaterra por la suma de 500.000 euros incluyendo bonos.

Compartir

El fútbol femenino con el pasar de los años ha generado un impacto en diferentes países del mundo. Torneos como el Mundial y la Copa de Oro, que actualmente se disputa en Estados Unidos, llama la atención de las personas amantes a este deporte y han generado que las futbolistas cada vez sean más protagonistas, y esto de a poco se ha visto reflejado en el salario de las deportistas.

Lejos de estar a niveles de jugadores como Lionel Messi, Cristiano Ronaldo o Kylian Mbappé, la futbolista australiana del Chelsea de Inglaterra, Sam Kerr, es la jugadora con el sueldo más alto en el mundo.

Le puede interesar: Una nueva oportunidad para Colombia: será sede de Mundial sub-20 femenino

Según información de la BBC de Londres, Kerr cuenta con un salario de 513.000 dólares por temporada sin contar sus ingresos por publicidad y patrocinio.

Los salarios más altos en el fútbol femenino: ¿Quiénes son las jugadoras mejor pagadas?
Foto tomada de: AP

De igual manera, la estadounidense Alex Morgan, reconocida como una de las jugadoras más talentosas del mundo y quien por muchos años tuvo el salario más alto, se encuentra en la segunda posición con un sueldo de 450.000 dólares por temporada. Actualmente se encuentra jugando en el San Diego Wave de la liga de Estados Unidos, uno de los torneos más prestigiados del fútbol femenino en el último tiempo.

Con el mismo salario se encuentra la colombiana Mayra Ramírez, quien en enero fue transferida al Chelsea de Inglaterra, con quien el 11 de febrero marcó su primer gol en el club inglés frente al Crystal Palace, en un juego válido por los octavos de final de la FA Cup Femenina.

Le puede interesar:  ¿Cuáles son los futbolistas colombianos más cotizados de la Copa Libertadores y Sudamericana?

Además, la jugadora de la Selección Colombia fue transferida del Levante al Chelsea por la suma de 500.000 euros incluyendo bonos, y convirtiéndose en el pase más costoso del fútbol femenino en toda su historia.

Por debajo de Ramírez se encuentran las estadounidenses Megan Rapinoe y Julie Ertz, ambas con 430.000 dólares. Cabe señalar que las dos jugadoras ya se encuentran retiradas de la profesión, pero aún ninguna futbolista ha logrado superar sus salarios conseguidos en el OL Reign y Angel City F.C., respectivamente.

¿Cuál es uno de los objetivos de la FIFA con el fútbol femenino? 

Uno de los objetivos de la Federación Internacional de Fútbol Asociación​ (FIFA) es lograr que los salario en el fútbol femenino y el masculino no se tan superior entre uno y otro, lo cual ha sido tan criticado por varias personas del mundo futbolístico.

Lea también: De Condoto a Qatar: Goleadoras y Nike se unen en pro del fútbol femenino

Última hora

Le puede interesar

[mc4wp_form id=»74432″]