Más homicidios que antes “de la paz”

Los 11.880 homicidios del año pasado son más que los 11.535 que se produjeron en el 2015, antes de la firma del pacto de Santos con las Farc. La tasa de homicidios, 24,1 por cien mil habitantes, es también mayor que la de ese año.


Por: Rafael Nieto Loaiza

Mi tesis es que ese pacto contiene un conjunto de incentivos perversos para el narcotráfico y como el narcotráfico es el motor de la violencia, los homicidios no disminuyen.

LEER TAMBIÉN: Minga, salud pública y elecciones

Otro elemento relevante es el número de muertes causadas por armas de fuego, 8.626, el 73,1% de todas. Ello ocurre en plena vigencia de la prohibición de su porte legal, impuesta en el 2016 y que se ha prolongado hasta hoy. De hecho, en ese año fueron 8.066 los asesinatos cometidos con este tipo de armas. Los datos comprueban que son muchas las armas ilegales. Es claro que el problema no son las que se han entregado legalmente a los particulares. La prohibición solo da ventaja a los delincuentes que saben que el ciudadano no tiene un arma para defenderse. Es indispensable revaluar la prohibición y verificar si al levantarla aumenta o no el número de homicidios y cuántos serían cometidos con armas amparadas. Lo que está claro es que la prohibición no ha cumplido su propósito. Los homicidios con armas de fuego no solo no han disminuido, sino que han aumentado durante la vigencia de la prohibición.

También vale la pena destacar la vinculación del uso de drogas con el riesgo de ser asesinado. Los adictos son, de lejos, el grupo con más personas asesinadas, 702, el 5,9%, y si se suma a los habitantes de la calle, de quienes es posible asumir que tienen también problemas de adicción, el 1,5%, son casi el 7,5% de todos los muertos. De manera que su vulnerabilidad a la violencia homicida es enorme. Un dato más que reafirma, esta vez desde el lado de las víctimas, el perverso daño del narcotráfico y su influencia nefasta en la dinámica de la violencia.

LEER TAMBIÉN: Jóvenes, empleo, escolaridad y violencia

Por otro lado, son pocos, por fortuna y en contra de la idea que envían los medios, los asesinados miembros de oenegés (3), sindicalistas (1), líderes indígenas (2). En cambio, 50 fueron los desmovilizados o reinsertados asesinados el año pasado. Son muchos. Soy y seguiré siendo muy crítico del pacto con las Farc, pero no hay duda de que debemos hacer todo lo posible para proteger a quienes hayan dejado las armas.

360 Radio necesita tu colaboración para seguir informando

Hoy en 360 Radio necesitamos más que nunca la colaboración de nuestros seguidores para seguir al aire. Si eres lector de 360 Radio, de la Revista 360, oyente de 360 Radio en Todelar Antioquia o simplemente quieres apoyar un medio de comunicación ante la crisis que enfrentamos por la pandemia, este es el momento.

El impacto del coronavirus ha causado una pérdida significativa en la publicidad, nuestro soporte económico para seguir operando y brindar la mejor información en el momento más oportuno.

Hemos recibido cancelaciones masivas de inversión que afectan nuestro propuesto, capacidad de trabajo y poder mantener el empleo de nuestros colaboradores, a quienes necesitamos y es nuestro deseo que permanezcan demostrando su valentía ante la difícil coyuntura.

Por esto, puedes donar desde $5.000 cuantas veces lo desees, para que juntos lograremos llevar la información más completa de lo que pasa en Colombia y el mundo.

Quiero Ayudar