Ministerios inútiles, ineficientes y costosos

Mucho advertimos en este medio de comunicación, cuando el expresidente Juan Manuel Santos dejó lista la creación del Ministerio del Deporte y luego Iván Duque lo ratificó y lo convirtió en realidad, de que esto solo se trataba de un esperpento burocrático más, que en nada iba a impactar positivamente el deporte en Colombia.

Compartir

En Colombia por lo general se tiene la mala costumbre de creer que el carro va hacia el piloto, que el traje hacia el caballero y sobre todo en política que el edificio entre sea más grande, más bonito y tenga rótulo de Ministerio a nivel nacional o en el caso tenga rótulo de Secretaría va a funcionar mejor y en un gobierno donde se tenía aproximadamente 14 ministerios hoy ya vamos contando casi 19.

Una completa vergüenza para un país como Colombia, en el cual nos hemos caracterizado por tener un Congreso atiborrado, inmenso, demasiado grande para lo que es el país y como la plata pública no le duele a nadie porque es de los contribuyentes y cada vez que hace falta nos clavan una reforma tributaria.

De igual forma en el gobierno de Iván Duque se le ocurrió crear el Ministerio de Ciencia también que ha sido otra cartera inútil, sin ningún resultado tangible, sin números que den cuenta de su funcionamiento y hoy lo que se confirma con el Ministerio del Deporte es lamentablemente otra de nuestra predicciones y es que un ministerio que no sirve para nada, más allá de servir como fortín burocrático de congresistas y de politiqueros regionales de turno en los cuales tienen que ir a colocar personas.

Pero el problema radica en que en primer lugar venimos de una ministra que firmaba contratos a media noche, como era el caso de María Isabel Urrutia, luego tenemos una ministra que dice que la tomo por sorpresa el pago de los Juegos Panamericanos y que no sabía que tenía que hacer.

Cuánto le cuesta el Ministerio del Deporte a Colombia, cuánto pasamos de gastar de Coldeportes que funcionaba relativamente bien a un ministerio que no ha traído ningún resultado, cuánto nos cuesta el Ministerio de Ciencia, cuánto nos cuesta ahora mismo el Ministerio de la Igualdad creado para Francia Márquez, el Ministerio de Cultura.

Mientras en países como Argentina están recortando gasto público, porque llegaron a un punto en que no había retorno del desastre y del colapso hiperinflacionario, en Colombia y sobre todo en gobiernos tanto de izquierda como de derecha, como lo podemos constatar aumentar la adiposidad del Estado está a dos clics de distancia, en el Congreso de la República que se logra pasar gracias a que será más espacio para la burocracia de los clientelistas politiqueros y haya el apoyo político.

Le puede interesar:  Lo advertimos, Petro se va en contra de Antioquia

Hoy los deportistas de Colombia, de todas las regiones, departamentos y ciudades, deberían preguntarse qué ha hecho el Ministerio del Deporte por ellos, cómo se han visto beneficiados luego de la creación de este ministerio.

De igual manera cómo los científicos, los académicos se ha visto beneficiados con el Ministerio de Ciencias, que se quedó en un edificio bonito en la avenida calle 26 de Bogotá, el cuál tiene unos vidrios panorámicos, pero no ha tenido mayor resultado, pasaron de ColCiencias a MinCiencias y lo único que cambio fue el edificio, el rótulo, el gasto en ese presupuesto que le cuesta a los colombianos, no al Gobierno. No hay gobierno sin colombianos, no hay gobierno sin impuestos que paguen las empresas y las personas del país, que por cierto son bien pocas las personas que pagan impuestos.

Lo de los Juegos Panamericanos hay que tener una responsabilidad política, sin duda alguna la ministra se tiene que ir, está demorada para presentar su carta de renuncia, el presidente Petro bajo su estilo no recortará el tamaño del Estado todo lo contrario, en los dos años que le quedan lo seguirá aumentando hasta donde más se pueda y tratará de hacer las reformas tributarias que sean necesarias para gastar, gastar, gastar y gastar más dinero en barriles sin fondo, cosa que los colombianos tarde que temprano tendremos que pagar.

Esto también es un mensaje para los gobernadores en todo el país que se preparan para los Juegos Olímpicos de Paris 2024, en los cuales ha Colombia le ha ido muy mal y más allá de lo destacable que ha hecho Mariana Pajón y en su momento lo hecho por  Katherine Ibarguen, Yuberjen Martínez y otros deportistas colombianos, pero dónde está metido el Ministerio del Deporte en el Chocó, en el Urabá antioqueño, en la Costa Caribe, en el Pacifico, dónde están, que nos muestren los talentos que han descubierto, las becas que han financiado, los viajes que les han pagado a los deportistas, los patrocinios que hacen, nada de eso ha ocurrido en el país.

Le puede interesar:  Dumek y el gran reto de recuperar a Cartagena para Colombia y el mundo 

Entonces pedirle al presidente que se comporte como una persona conservadora en el nivel económico es un exabrupto y no lo hará, la razón por encima de la política debería gobernar y el mandatario debería cerrar esos claustros burocráticos y clientelares de esos ministerios que no sirven para absolutamente nada, y convertirlos de nuevo en direcciones, en programas, robustecerlos a nivel económico con gente inteligente y capacitada en los territorios, pero no ponerles un ministerio, un edificio, su viceministerio, secretarías, gerencias, direcciones, camionetas, escoltas y aviones.

Que es lo que de entrada se llevaba cambiar de una área o de un programa o una entidad a un ministerio. Igual ha pasado en los municipios y departamentos han creado la Secretaría Afro, la Secretaría de las Mujeres, la Secretaría de Inclusión, la Secretaría de la Diversidad, la Secretaria de las Etnias, la Secretaría de tal por cual. Han creado secretarías en un mercado como sino tuviéramos límite de las cuales no se obtiene mayor resultado, más allá de gastar dinero.

Al Gobernador de Antioquia, Andrés Julián Rendón casi lo acribillan porque quería eliminar la Secretaría de Mujeres y convertirla en una dirección con mayor presupuesto, con mayor estructuración, pero no, a la gente le importa que se llame secretaría, no le importa lo demás, haga o no haga pero que se tenga una secretaría.

Situación similar con los ministerios

Lo mismo pasa con los ministerios haga o no haga pero que sea ministerio y si se está en contra de eso, se está en contra del deporte, de las mujeres y de los afros, de manera que todo cae por su peso, lamentamos mucho lo que ha sucedido, la incapacidad institucional tan grande.

Esto nos muestra que el Estado está completamente vetado, inhabilitado para manejar la salud de los colombianos, para pretender manejar más cosas de las que ya manejan, pagan nóminas dobles, no pagan lo que tienen que pagar, hay un desorden y una falta de responsabilidad buscando culpables en el pasado y en el futuro, es algo que en definitiva tiene que cambiar, tiene que repensarse, no será en este Gobierno, pero es hora que la ciudadanía exija activamente cambios en este sentido.

Lea también: Nuevos aires que reconfortan a Colombia

[tds_plans_description year_plan_desc="JTIw" month_plan_desc="JTIw" free_plan_desc="UHVibGljaWRhZA==" horiz_align="content-horiz-center" f_descr_font_size="10" tdc_css="eyJhbGwiOnsibWFyZ2luLXRvcCI6IjQwIiwiZGlzcGxheSI6IiJ9fQ=="]

Última hora

Le puede interesar

[mc4wp_form id=”74432″]