Pese a muerte de siete menores, Mindefensa alega que bombardeo no era en contra de ellos

Foto: Mindefensa

En la reciente moción de censura contra el ministro de Defensa, Guillermo Botero, el senador Roy Barreras entregó un informe en el que da cuenta de la muerte de siete menores de edad en un bombardeo el pasado 29 de agosto, operación que las Fuerzas Militares calificaron como “exitosa”.


Por: Redacción 360 Radio

El ministro Botero señaló que dicha operación en la que murió el cabecilla de las disidencias de las Farc, alias ‘El Cucho’, fue realizada bajo una asesoría jurídica y el resultado es de conocimiento de la Fiscalía General de la Nación.

“Todas las operaciones militares están precedidas de una fase de planeamiento denominado proceso militar de toma de decisiones. Este proceso está acompañado en todas sus fases por el asesor jurídico operacional, figura que se implementó en todas las fuerzas militares”, dijo Botero.

LEER TAMBIÉN: Ejército asesinó a siete niños y los presentó como guerrilleros

Por otro lado, el comandante de las Fuerzas Militares, general Luis Fernando Navarro, afirmó que el bombardeo “no fue una operación contra menores de edad”.

“La operación adelantada el 29 de agosto de 2019 a las 11:00 de la noche en la vereda Candilejas, del municipio de San Vicente del Caguán, no fue una operación contra menores de edad, fue una operación contra el cabecilla del GAO residual séptimo, alias ‘Gildardo Cucho’”, dijo Navarro.

El general afirmó que tienen la certeza de que “se trató de una operación legítima, legal y en el marco del Derecho Internacional Humanitario, acatando todos los principios y pormenores. Es deber de las Fuerzas Militares continuar defendiendo a los colombianos”.

En Twitter, Roy Barreras explicó que “Personero de Puerto Rico confirma que se sabía de la muerte de los niños y relata que en el caso de tres de las niñas, habían sido víctimas de abuso sexual y la respuesta del Estado fue bombardearlas y de Mindefensa ocultar sus muertes”.

Por ahora no se conoce si el ministro Botero piensa o no renunciar a su cargo, pero representantes del Congreso esperan que la censura sea aceptada con mayoría de votos.