jueves, mayo 26, 2022
More

    «Queremos tocar el alma de la ciudadanía», Juan Pablo Ramírez, secretario de Inclusión Social de Medellín

    La Secretaría de Inclusión Social, Derechos Humanos y Familia de Medellín vela por garantizar los derechos, proteger y brindar condiciones dignas de vida a los habitantes más vulnerables de la ciudad. Juan Pablo Ramírez, quien se encuentra al frente de esta dependencia nos cuenta cómo han avanzado sus proyectos.


    - Advertisement -

    360 Radio: 

    Usted lideró junto al alcalde la izada de la bandera de la comunidad sorda. Cuéntenos, en su paso por la Secretaría, ¿qué ha podido identificar en esta comunidad y qué va a hacer esta alcaldía por ella?

    Juan Pablo Ramírez (J.P.R.):

    Ese día fue muy representativo. Asistimos a un evento lleno de emoción, de alegría y de significado. La comunidad sorda de Medellín es una comunidad muy unida, que tiene más de 2.400 personas, ellos son muy articulados, tienen grandes liderazgos en su interior muy marcados que les ha permitido visibilizarse y lograr grandes avances en su formación académica y en su inclusión social en las dinámicas de la ciudad. 

    Esta alcaldía ha construido una buena interacción con ellos, un buen diálogo y eso se refleja en eventos como estos. Ese día, en el que se celebraba el Día Mundial de la Lengua de Señas, un lenguaje universal, único y con un mensaje más amplio que el mandarín; tuvimos un almuerzo con ellos en el que estuvimos hablando sobre sus sueños para Medellín, sobre cómo se imaginaban lo que queremos construir desde el Plan de Desarrollo Medellín Futuro, que es hacer de Medellín una ciudad ‘señante’, que incluye a esta minoría para que entienda el mundo y que el mundo los entienda a ellos. 

    360:

    A usted le ha tocado lidiar con una de las crisis más serias que puede tener la ciudad en los últimos 15 años y es la población migrante, que va creciendo y que se suma a la crisis social que trajo la pandemia para los más pobres, así como lo relacionado con las personas en situación de calle o la violencia intrafamiliar. ¿Cómo piensa la secretaría afrontar todos estos factores?

    J.P.R.:

    Como lo dicen muchas personas de mi entorno laboral, la Secretaría de Inclusión Social es una verdadera ‘policlínica social’, es decir, los casos más graves de la ciudad están recogidos en esta dependencia. Como lo recapitulas, tenemos a los migrantes, un tema muy complejo, que estamos atendiendo con un auxilio habitacional para migrantes, somos la única ciudad en Colombia que cuenta con este proyecto; les otorgamos un auxilio de 3 meses mientras se integran en la ciudad. Tenemos también iniciativas con agencias de cooperación internacional para brindarles apoyo económico a los migrantes. Nosotros somos intermediarios en ese proceso. 

    En cuanto a los habitantes de calle, una problemática que siempre ha tenido la ciudad y que contrario a lo que muchos piensan no aumentó en la pandemia, solo que esta ha generado unas condiciones que hace que se perciba así. Sin embargo, es un verdadero problema y por eso estamos en una reingeniería de proyectos. No se trata de hacerlo ni mejor ni peor, sino distinto y muy bien. 

    Ahora, los efectos de la pandemia en la economía familiar. Medellín es la única ciudad del país que estableció una renta básica durante la pandemia y que después de esta lo sigue sosteniendo. Se trata de un apoyo económico para las personas más vulnerables de nuestra sociedad. Además, la Unidad de Seguridad Alimentaria, ha entregado en este 2021 más de 28 mil paquetes alimentarios que han beneficiado a unas 11.000 personas y ha impactado positivamente en muchas familias. 

    360:

    Usted es una persona, que desde antes de llegar a la Alcaldía, es reconocida por conocer los barrios de la ciudad, sus problemáticas y su gente. Si compara lo que veía en ese entonces, con lo que sucede ahora – incluida la pandemia -, ¿qué percepción tiene y qué está haciendo falta en los territorios?

    J.P.R.:

    El sector público es un sector complejo, los procesos están muy determinados. Nuestra premisa de cambio se basa también en hacer que este sea sostenible y efectivo. Esto va acompañado de ir cambiando, conforme van cambiando las instituciones y transformar una institución como la Alcaldía de Medellín requiere de asuntos muy definidos. 

    LEER TAMBIÉN: Así está funcionando el plan de choque de movilidad de Envigado, según Claudia Serna

    Creo que desde el Plan de Desarrollo Medellín Futuro se ha impreso una dinámica de cambio a muchos procesos de la alcaldía. Hemos hecho grandes transformaciones y sorteado en medio de la pandemia las más grandes dificultades. Un día me decía un connotado dirigente de Antioquia, que «de verdad yo no los envidio de gobernar en este tiempo. A mí me ha tocado gobernar bastante, pero si gobernar en pandemia era difícil no quiero imaginar cómo es ahora». Él ilustró con sus palabras el reto que hemos tenido de gobernar en pandemia, plasmar un sello innovador en la administración pública y tratar de visibilizar el barrio.

    El secretario presentando un libro sobre la resiliencia del barrio El Sinaí en Santa Cruz. Foto: Twitter.

    Yo fui un líder social y comunitario de Aranjuez, la comuna 4, y con seguridad cuando salga de la administración volveré a esa dinámica barriales para aportarle al territorio. Ahora, queremos imprimir una visión de cambio aspirando a que sea sostenible, a partir del cambio en los procesos desde la alcaldía. 

    360:

    Secretario, cuéntenos el sentido del lema de la Secretaría ‘Alma Social’ y cómo esta acompaña cada una de sus líneas de acción. 

    J.P.R.:

    Ponerle el Alma Social al trabajo, que se viene haciendo desde la Secretaría, hace parte de esa ruta de cambio, de ir más allá de lo fundamental y de lo que nos toca hacer, es ir y tocar el alma de nuestros públicos y de la ciudadanía, es mover la solidaridad y a la sociedad en torno a esas causas comunes. Alma Social es ir a tocar a profundidad cada una de las problemáticas de las que ya hemos hablado, de eso se trata.

    360:

    Cuando la secretaría define que todas las líneas de acción van dirigidas a las personas en situación de vulnerabilidad, ahora hay unas nuevas problemáticas. ¿Se han planteado incluir a nuevas poblaciones?

    J.P.R.:

    Venimos generando cambios. Hoy con algunos programas que son exitosos, que tienen unas dinámicas propias, pero a los que también les hemos ido imprimiendo modificaciones para que nos permita apuntar a eso. Son programas como la renta básica, que nace con la pandemia. Queremos llegar siempre a las familias que más lo necesitan, a los más pobres entre los pobres. También está el auxilio habitacional para los migrantes y Centro de Integración para ellos, una apuesta entre agencias de cooperación internacionales. 

    Para los habitantes de calle, estamos mejorando los procesos de intervención para que su resocialización sea exitosa. En cuanto niñez, no solo nos centramos en las problemáticas que atendemos en nuestros programas, sino en cubrirlos frente a todo tipo de riesgos. Para las personas mayores, queremos poner todo el empeño en un modelo que transforme la manera de asumir el envejecimiento y tiene que ver con el modelo de cuidadores para que no sigan dejando a personas mayores abandonadas a su suerte en asilos. Toda la vida he visto los asilos como algo perverso, tal vez por mi crianza, y creo que no es un modelo para todo el mundo. 

    360: 

    La Secretaría tiene unas funciones delimitadas, ustedes en ocasiones abordan temas que tienen que ver con la Policía, la Justicia o la ilegalidad, ¿cómo se maneja esta línea tan delgada? ¿Cómo hace la secretaría para relacionarse con estos campos?

    J.P.R.:

    Nosotros trabajamos de la mano de la Secretaría de Seguridad, que es la que se encarga de articular a todos los actores de seguridad de la ciudad y nosotros vamos por su línea social, velando por una garantía de derechos plena para toda la ciudadanía, por el acompañamiento psicosocial, pro brindarles condiciones dignas de calidad de vida. 

    Con dicha dependencia estamos articulados porque nosotros garantizamos el cumplimiento de los derechos de los ciudadanos involucrados, les brindamos protección y ya la Secretaría de Seguridad, la Policía o la Fiscalía se encargan de procesar al victimario y de llevar a cabo las acciones pertinentes. Para nosotros lo importante es proteger a esa niña que está siendo explotada sexualmente, la acogemos bajo nuestros modelos de atención y ya el victimario es responsabilidad de los mencionados. 

    Mira aquí la entrevista completa:

    360 Radio necesita tu colaboración para seguir informando

    ¿Quieres contribuir a la expansión y consolidación de 360 radio?

    Quiero Ayudar
    Artículo anteriorLa transición digital
    Artículo siguienteMezquindad
    spot_img

    Ultimos articulos

    Lo más leido

    

    Mantente al día con las noticias

    de Colombia y el Mundo, de la mano de

    360 Radio Colombia

    Suscríbete a nuestro Newsletter

    Correo electrónico

    Mantente al día con las noticias

    de Colombia y el Mundo, de la mano de

    360 Radio Colombia

    Suscríbete a nuestro Newsletter

    Correo electrónico