Se desplomó 13% de ocupación de Airbnb en Medellín: ¿Cómo afecta este fenómeno a la ciudad?

Compartir

Según la consultora RDA, la ocupación de Airbnb en Colombia viene en caída, la ciudad de Medellín donde ha tenido mayor auge la plataforma, registró un desplome del 13%, en la ocupación aunque también se relacionó en el informe, un aumentó del 38% en los inmuebles que se están ofertando. 

Por Redacción 360 Radio

Airbnb, plataforma que ha tenido su epicentro en la ciudad de la eterna primavera durante los dos últimos años, hoy se encuentra en un valle el cual tiene cierta tendencia a extender hasta finales del 2023 y que está empezando a generar un conflicto tanto económico, como social en la propiedad horizontal en Medellín, y también  al igual en los proyectos nuevos que se están promocionando en la ciudad, que tienen parcialmente destinada una parte de la edificación a propiedad Airbnb o proyectos que son dirigidos 100% con este objetivo de negocio.

A pesar que ha incrementado la oferta de esta modalidad paralela de ocupación, que es el principal enemigo de los hoteles. En todo el país se está experimentando una gran relentización en el sector de construcción, las cifras no pueden ser más negativas, todas las que se han presentado en los dos últimos Q de este año.

La volatilidad de estos precios de los principales insumos y materiales de las construcciones, las constructoras que han entrado a una reorganización, los proyectos que se han quedado abandonados, las altas tasas de interés, el desistimiento de clientes en diferentes proyectos han hecho que el sector de la vivienda, construcción y hotelería estén experimentando uno de sus peores momentos, luego de consolidar por lo menos diez años de un crecimiento sólido y continuo.

Respecto al desplome en la ocupación de Airbnb en Medellín, la principal razón es que con la gran devaluación del peso colombiano, miles de personas en la ciudad, propietarias de apartamentos y casas en las comunas 11, 14 y 16, empezaron a pedirle a sus inquilinos los inmuebles para mudarlos a un modelo de negocio como el de Airbnb con el objetivo de aumentar sus ingresos.

Esto a que muchos se dieron cuenta que otras personas, estaban ganando grandes sumas de dinero, gracias al incremento de turistas en la ciudad, fueron 1’700.0000 las personas que visitaron la capital antioqueña en el 2022 y se calcula que para el 2023 la cifra cerraría alrededor de 2’000.000 de visitantes.

Le puede interesar:  La perforación petrolera en Colombia cayó 25,2% con respecto a noviembre de 2022

Por lo cuál arriendo que costaban entre 1’700.000 y 3’000.000 COP, hoy han pasado a costar más de 5’500.000 COP, incluso hasta los 9.000.000 COP, eso sin contar los arriendos de corta estancia, que le permitían a un arrendatario lograr recaudar cerca de 4.0000 dólares al mes lo que era suficientemente atractivo como para asumir la despedida  de su inquilino, para poder llevar su inmueble hacia la plataforma.

Esto desató un fenómeno y el debate de la gentrificación en Medellín, en donde encontrar un apartamento o cualquier propiedad para vivir en las comunas ya anteriormente mencionadas, se había vuelto toda una odisea, tanto para los locales, como para las personas de otras ciudades del país.

Incluso muchos terminaron saliendo de ellos, ya a que la mayoría de las familias que estaban conformadas por tres o cuatro personas, en un apartamento de 70 metros, que si a la verdad son pequeños, bajo los estándares internacionales y modernos está terminando siendo un apartamento promedio, con un buen espacio, pero es muy estrecho para cuatro personas y demasiado costoso como para poder soportarlo. Mientras en otras localidades, en otras zonas se pueden encontrar propiedades mucho más grandes con precios más asequibles.

Hay una segunda razón y es que el tipo de turista que está visitando Medellín, sí bien ha incrementado el perfil, si se compara con el turismo que llegaba entre los años 2013 y 2018, no es un turismo de lujo, que este dispuesto a pagar grandes sumas de dinero y es un turismo que hoy puede estar dividido en dos extremos, uno que busca hostales, que busca arriendos cortos, ligeros e incluso intercambios de vivienda porque ya existen plataformas que dan está opción y el otro extremo es el que tiene disparado los precios en los hoteles de Medellín, hasta hace tres años el promedio de una noche en un hotel de alta categoría en la ciudad rondaba entre los 580.000 y 700.000 COP, ahora este ha superado la barrera de los 900.000 COP y se puede encontrar hasta en 1’200.000 COP.

Le puede interesar:  Clic Air inaugurará ruta Medellín - Barranquilla este 05 de febrero

Hay un gran déficit de oferta hotelera a pesar del gran número de inauguraciones de hoteles en la ciudad en los dos últimos años y a nivel de vivienda han existido una serie de problemáticas en propiedades que tienen prohibido ese modelo de arrendamiento, donde han tenido que intervenir la policía y autoridades competentes, para desalojar a personas que han accedido ingenuamente con desconocimiento a crear propiedades en Airbnb en edificios, luego las autoridades el lugar se dan cuenta y terminan desalojando a las personas, lo cual ha generado una serie de criticas y opiniones negativas sobre lo que los extranjeros llaman ‘hospitality’ haya bajado para la ciudad de Medellín.

Hay una confrontación clara entre algunos sectores de la ciudad, donde están gremios, administradores de propiedad horizontal y desde luego propietarios que están librando una batalla donde sus edificios se respete, ese reglamento de propiedad horizontal en el cual no se permite arrendar apartamentos de corta instancia.

Eso ha llevado a que como ya anteriormente lo mencionábamos, hayan proyectos destinados parcialmente o en su totalidad para Airbnb, pero a unos precios que realmente el mercado ha empezado a cuestionar, hasta que punto valor del metro cuadrado está siendo en Medellín está siendo lo suficientemente real apegado a la dinámica económica de la ciudad a los servicios y a lo que ofrece o hasta donde es una burbuja, hasta donde es artificial ese precio que se ofrece en estos proyectos.

Como conclusión las personas que han optado por llevar sus inmuebles a este modelo de Airbnb han visto como el número de reservas ha caído y como han tenido que enfrentar situaciones bastantes delicadas en sus propiedades por arrendarlos cuando no se podía, al igual que el incremento de la oferta y la variación del turismo en esta fin de año han hecho que a pesar de tener unos meses con grandes ganancias, hoy empiecen a notar una gran disminución en sus ingresos por conceptos de arrendamientos temporales.

Lea también: EDF Renewables anuncia su salida de un proyecto de energía solar en Girardot

 

[tds_plans_description year_plan_desc="JTIw" month_plan_desc="JTIw" free_plan_desc="UHVibGljaWRhZA==" horiz_align="content-horiz-center" f_descr_font_size="10" tdc_css="eyJhbGwiOnsibWFyZ2luLXRvcCI6IjQwIiwiZGlzcGxheSI6IiJ9fQ=="]

Última hora

Le puede interesar

[mc4wp_form id=”74432″]