Colombia Federal es una necesidad inaplazable

Compartir

Desde el medio de comunicación observamos con muy buenos ojos la primera reunión en mucho tiempo, en la cual los gobernadores del país se sentaron en Rionegro el día 8 de mayo para manifestar su posición de la necesidad de tener una Colombia Federal.

Editorial

La declaración que fue firmada por los gobernadores que asistieron al recinto Quirama, en el Oriente antioqueño, tiene debajo de su anunciado principal la siguiente frase de Manuel Murillo Toro: “La centralización y el despotismo nacieron el mismo día y con ellos la miseria y la ignorancia de las multitudes”.

Primero creemos que en medio de un país tan convulsionado, tan sensible y con tantos problemas hay que quitarle un “tinte político a esto”, y aunque para muchos parezca un poco loco porque es político, nos referimos en que esto no va en contra del Gobierno de Gustavo Petro. Él es un presidente que estará por cuatro años y el país permanecerá.

Estos gobernadores que firmaron esta misiva se irán en ocho meses de su cargo. De manera que esta petición que respaldan millones de personas en Colombia es la interpretación de un sentimiento que no se puede quedar en esa declaración, y que se tiene que llevar al Congreso de la República porque es el orden natural de este proceso, en donde se tiene que debatir y a través de los mecanismos legales que se encuentran en la Constitución Política se procesa a llamar a una consulta Nacional, donde los colombianos decidan en las urnas si quieren tener un país federal.

La primera recomendación antes que la gente empiece hablar bien o mal de esta inactiva es que lean y entiendan que es un país federal, que desde ya estamos evidenciando mucha ignorancia y poco conocimiento de personas que están interpretando esto como la independencia de un departamento sobre el país, y no hay nada de verdad en esa interpretación.

Le puede interesar:  ¿Para qué una Constituyente?

Son 10 los enunciados firmados por los gobernadores. Nosotros como medio de comunicación hemos recogido desde hace varios años distintos sentimientos, quejas, preocupaciones, problemáticas e ideas de todas las regiones del país, y quizás una de las mayores conclusiones, la cual suscribía la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, hace menos 48 horas en un foro donde decía que si el alcalde de la capital del país, quien está a una cuadra de Palacio, le tocaba ponerse rodilleras para que le ayudaran con los proyectos, pues no se imaginaba lo que tenían que hacer sus otros colegas.

Sucede que esa preocupación lo tiene la persona en el departamento del Chocó, Putumayo, Norte de Santander y de todos los departamentos, excepto irónicamente quienes están enchufados Bogotá, en el Gobierno Nacional y en las cortes porque se encuentran allá desde hace muchos años.

Incluso muchos de ellos olvidan las regiones de donde vienen, y es que es realmente lamentable la situación en la que miles de alcaldes deben viajar cada 15 días a Bogotá con unas poncheras, rodilleras y los zapatos lustrados para irle rogar al Gobierno Nacional para que le den un “dinerito” para construir una placa deportiva, organizar un hospital; para cosas que no tienen sentido.

De manera que de la declaración que se ha suscrito en el postulado 4, donde se menciona que se debe de superar la visión paternalista, centralista y homogeneizadora en la gestión y participación de los recursos públicos, tiene toda la razón y les asiste la realidad a los gobernadores.

Ni más faltaba olvidar el séptimo postulado, que señala que es hora de volver a observar a los territorios como verdaderos motores de desarrollo con sus potencialidades y no como receptores de gracias otorgadas por el centro.

Le puede interesar:  Gobiernos situacionales

Otro punto con el que nos queremos quedar es el tercero, en el que se habla de la ausencia del Estado en la forma integral en los territorios del país sucediendo lo siguiente: generando nuevas violencias, problemáticas sociales muy profundas, no hay presencia de las instituciones, no hay confianza en el Estado, la justicia no llega; todas las fallas sistemáticas están por fuera de Bogotá.

No queremos seguir hablando de la “Colombia Profunda”, que es el término que los políticos en Bogotá le dan a todo lo que queda por fuera de la Séptima, La 26 y la Circunvalar, eso es suficientemente grave.

Ojalá esto no se quede en un papel. Respaldamos y aplaudimos la gestión de los gobernadores. Esperamos la comprensión del Gobierno Nacional y el presidente Gustavo Petro, y que se convoque tan pronto sea posible a los colombianos para que decidan sobre esta iniciativa.

Lea también: Subsidiar y focalizar precio de la gasolina no terminará bien

Última hora

Le puede interesar

[mc4wp_form id=»74432″]