EPM, Tigo, Telefónica y el Gobierno: ¿Las telecomunicaciones van rumbo a la estatización?

Compartir

La presencia del sector público con empresas como EPM y Coltel en el sector telecomunicaciones, sumado a la crisis de Tigo, proyecta un panorama controversial para el sector en Colombia.

Los últimos meses han estado cargados de incertidumbre para el sector de las telecomunicaciones en Colombia por los escenarios que se viven con la Subasta 5G, la crisis financiera de Tigo, la creación de una nueva comprañía con Movistar y la ley de modernización del sector; recientes sucesos que para los Estados no dejan de ser complejos pues son juez y parte, pues en Colombia solo hay dos operadores con capital 100% privado como WOM y Claro, por lo que el Estado debe tomar decisiones en un escenario donde también tiene intereses económicos.

Desde hace un tiempo, TIGO-UNE enfrenta a una crisis de liquidez derivada de las altas inversiones que ha realizado en los últimos años y el impacto que sobrevino de la pandemia. Un ejemplo de esto, fue la compra de dos bandas por 40 MHz en la subasta de 700 MHz de 2019 y los costos que representó el incrementar su cobertura. Para poder hacer frente al problema y concertar un plan que permitiera proteger a la compañía, los puestos de trabajo y a los usuarios, su junta directiva se ha reunido en múltiples ocasiones para analizar las alternativas disponibles.

EPM ha manifestado en varias ocasiones que no capitalizará Tigo-UNE y las discusiones se han centrado en el proceso de dilución de Empresas Públicas de Medellín en su proceso acciionario. Incluso, el alcalde de Medellín, Daniel Quintero, quien también es presidente de la junta directiva de EPM, indicó que Millicom retendría el 98 % de Tigo-UNE luego de que se aprobara la dilución “forzada”, mientras que EPM tendría alrededor del 2 %.

Aquí inicia el primer punto en cuestión y es el papel del Gobierno en el caso de la crisis de Tigo pues, el mimso presidente Gustavo Petro, ha asegurado que va a intervenir en el proceso en caso de que no exista una solución a los problemas que llevan a una petición de capitalización de la firma. Lo más reciente en el caso es que Millicom lanzó una nueva propuesta para que EPM pueda capitalizar Tigo por $300.000 millones, con algunos cambios en las reglas, según indicó Quintero en su cuenta de X.

Le puede interesar:  Procuraduría evita pérdidas de más de $2 billones en procesos de licitación

Tigo también se ha visto inmersa en otra situación y es el anuncio de trabajo en conjunto que hicieron con Movistar meses atrás con el que, según ellos, desarrollarán una red compartida de acceso móvil en Colombia a través de una empresa llamada Netco y que acapararía cerca de 35 millones de usuarios de servicios móviles en Colombia, caso que no ha sido visto con buenos ojos por el resto del sector de las telecomunicaciones.

Claro ha sido una de las empresas que ha cuestionado este proceder argumentando en varias ocasiones que “es normal que se den integraciones empresariales, pero la pregunta es ¿cómo?” y haciendo serios interrogantes al Gobierno, sector que poco se ha pronunicado frente a este panorama y es el punto en el que se plantea una posible estatización, comprendiendo la participación accionaria que tiene EPM en Tigo y el Gobierno en Movistar.

Es importante mencionar que esta participación accionaria de Tigo está compuesta por 50% + 1 de EPM/UNE y 50% – 1 de Millicom. La participación accionaria de Movistar corresponde a 67,5% de Telefónica y el 32.5% del Gobierno por medio de Coltel, por lo que la creación de NetCo tendría una participación pública estatal, local y nacional, tanto con EPM en Tigo y el Ministerio de Hacienda en Movistar.

¿Cómo quedaría la participación de EPM y el Gobierno en esta nueva empresa? ¿El estado entraría a competir con mayor fuerza frente a las demás compañías privadas? ¿Qué condiciones tendría esta sociedad? ¿Se manejaría con dinero del estado y tendría beneficios y privilegios a la hora de competencias, contratos e infraestructura?, son algunos de los interrogantes que deja esta integración y la participación pública.

En este punto entra otro tema relevante y es la subasta 5G, pues una posible integración ¿cambiaría las reglas de la Subasta 5G? ¿Qué hará MinTIC para no superar los topes del espectro a cada compañía? o ¿Con una integración dará nuevos topes y permitirá un gran acaparamiento del sector? “Los topes del espectro se acabarían para aquellos que se integren y habría acaparamiento del espectro, es lo que vemos según el documento”, es lo que ha explicado Claro que sería la principal perjudicada con esta integración.

Le puede interesar:  Coviandes logra la reconstrucción del Puente Chirajara en tiempo récord
Topes de espectro – presentación Claro
Topes de espectro – presentación Claro

La inversión de los árabes en Telefónica 

Ahora bien, un punto fuerte en la relación Telefónica – Gobierno por Movistar y que podría generar nuevos escenarios está relacionado con que hace unas semanas se anunció que el Grupo Saudí STC Group presentó la compra del 9,9% de Telefónica por 2.100 millones de euros, sin embargo, la compañía Saudí ha afirmado no tener la “intención de adquirir el control o una participación mayoritaria” en la firma española.

Esta operación ha generado tensión en el sector de Telecomunicaciones e incertidumbre al rededor del mundo. En el caso de España se ha llegado al punto que el Gobierno está analizando si la operación es viable y saber si exige algún tipo de autorización estatal previa a fin de preservar la autonomía de Telefónica.

Las plataformas de operación de Telefónica están presentes en España, Argentina, Brasil, Centroamérica, Chile, Colombia, Estados Unidos, Marruecos, México, Perú, Puerto Rico, República Checa, Uruguay y Venezuela; sin embargo y pese a la posición del grupo inversor árabe, se debe mirar con lupa si estarían dispuestos a ser nuevos aliados del Gobierno de Colombia por su relación en Movistar o si por el contrario buscarán capatar mayor o total partipación accionaria de Telefónica en el país.

Los interrogantes ante una posible estatización de las telecomunicaciones en Colombia toman más fuerza a medida que no se da solución a la crisis de Tigo y mientras se acerca la fecha de Subasta 5G sin mayores cambios a las reglas o condiciones que han pedido varias empresas y mientras el Gobierno recalca que todo está en orden para este hecho importante del sector de las telecomunicaciones: “Nuestro trabajo es muy serio, muy técnico muy profesional y hoy podemos decir que Colombia tiene 5G”, dijo el ministro Lizcano en entrevista con 360 Radio semanas atrás.

Lea también: “No queremos ni buscamos una política prohibicionista en la minería”: Ministro de Minas y Energía en Congreso ACM

[tds_plans_description year_plan_desc="JTIw" month_plan_desc="JTIw" free_plan_desc="UHVibGljaWRhZA==" horiz_align="content-horiz-center" f_descr_font_size="10" tdc_css="eyJhbGwiOnsibWFyZ2luLXRvcCI6IjQwIiwiZGlzcGxheSI6IiJ9fQ=="]

Última hora

Le puede interesar

[mc4wp_form id=”74432″]