“Las obras les pertenecen a los ciudadanos, no a los gobiernos de turno”, director de Invías

Compartir

Los proyectos de infraestructura durante este año en el país no se detuvieron ni a causa de una pandemia que logró frenar el mundo. Juan Esteban Gil, director del Instituto Nacional de Vías (Invías) habla sobre la inauguración del Túnel de la Línea y demás avances que, desde ya, impulsan la reactivación del país.


360 Revista: Aunque el 2020 ha sido un año que ha detenido y retrasado muchos procesos en el país, este no fue el caso de las obras de infraestructura que, pese a los inconvenientes que se hayan presentado, lograron seguir ejecutándose ¿Qué balance puede hacer sobre el avance de los distintos proyectos del sector a nivel nacional?

Juan Esteban Gil (J.E.G.): El balance es muy positivo, hemos logrado avanzar en proyectos clave para la competitividad del país y establecido una agenda para llevarlos a cabo en los siguientes años. Uno de los grandes aciertos del gobierno del presidente Duque es haber planteado desde el principio que las obras les pertenecen a los ciudadanos, no a los gobiernos de turno, lo que, bajo el liderazgo de la ministra de Transporte, Ángela María Orozco Gómez, ha permitido que se tomen decisiones con base en fundamentos técnicos, pensando en aspectos como el impacto que pueden tener las obras en el mejoramiento de las condiciones de vida de los colombianos en las diferentes regiones.

Bajo la premisa de concluir, concluir y concluir las obras clave para ser un país más competitivo, hemos terminado y puesto al servicio de las comunidades 216 proyectos a lo largo del país, lo cual equivale a 2 proyectos por cada semana de gobierno. Hemos puesto al servicio 213 km terminados de doble calzada y terceros carriles en proyectos estratégicos como la troncal del Magdalena Medio (72 km); la vía Mosquera-Anapoima (36 km); la vía Cartagena-Barranquilla (9 km) y la vía Armenia-Club Campestre (10,5 km).

Respecto a la red vial nacional, hemos llevado a cabo obras de mejoramiento en 1909 km de carretera y, gracias a la optimización técnica de las inversiones, hemos incrementado el porcentaje de la longitud de la red nacional que se encuentra en buen estado, de 41 % a 53 %.     

Es gracias a la vocación gerencial y de entrega que ha caracterizado nuestra administración que, para el mes de abril de 2021, entregaremos las obras restantes del Cruce de la Cordillera Central, un proyecto del cual el Túnel de La Línea es la obra emblemática, pero no la única, pues está conformado por 25 túneles, 31 viaductos, 3 intercambiadores viales y 30 kilómetros de doble calzada. Sin duda, es el megaproyecto de infraestructura vial más importante del país.

360 Revista: El estado de las vías terciarias en el país, a nivel general, es deplorable; evita que las regiones aporten al desarrollo y profundiza las brechas de desigualdad ¿Qué están haciendo Invías y el Gobierno nacional para transformar esta realidad y aportar calidad de vida a los campesinos e indígenas?

J.E.G.: Las vías terciarias han sido una prioridad estratégica para el Gobierno del presidente Duque desde el principio, pues es gracias al mantenimiento y mejoramiento de las vías terciarias que la población campesina cuenta con mejores condiciones para comercializar los productos agrícolas y para acceder más fácilmente a servicios de salud y educación.  

Le puede interesar:  Director de planeación y gestión de calidad de UNINPAHU explica los desafíos y las estrategias actuales del sistema educativo en Colombia

Desde el inicio de este gobierno a la fecha tenemos una inversión proyectada de $4,7 billones, de los cuales tenemos hoy en ejecución $3,1 billones gracias a la articulación con las entidades y la agregación de diferentes fuentes de financiación. Los $1,6 billones de nuevas inversiones se realizarán en lo que resta del cuatrienio.

La estrategia más ambiciosa para estas vías es Colombia Rural, un programa que, gracias al esfuerzo mancomunado con las autoridades regionales, busca transformar la conectividad regional y ayudar a la reactivación económica. Es la primera vez que se cuenta con una estrategia de gobierno que constituye una política de Estado para la atención de las vías rurales del país.  

Los resultados no pueden ser mejores: en una primera convocatoria se presentaron 938 municipios, de los cuales en una primera etapa se suscribieron 183 convenios por valor de $205.000 millones que se encuentran en contratación de obra por parte de los municipios y la interventoría, a cargo del Invías, y garantizan la atención de 1200 kilómetros en obras de mejoramiento y 5000 kilómetros en obras de mantenimiento vial, lo que permite la generación de 50.000 empleos locales.

LEER TAMBIÉN: La infraestructura como pilar de la reactivación económica nacional

360 Revista: Sin duda una de las obras más importantes que se inauguraron este año fue el Túnel de la Línea. Cuéntenos cómo fue estar al frente de este proyecto en su etapa final y la importancia que tiene para la reactivación económica de Colombia.

J.E.G.: Mi relación con el túnel de La Línea viene desde hace mucho tiempo, aquí hice mi tesis de grado de una de mis maestrías y fui parte de la construcción del túnel piloto. Por eso lamento que la obra se haya desdibujado en medio de disputas políticas que parecían no reconocer la importancia de esta obra para la competitividad del país y, con ello, para mejorar las condiciones de vida de los colombianos.

Por eso mismo agradezco que el presidente Duque haya depositado su confianza y me haya permitido ser parte de este gran equipo del Invías que, bajo el liderazgo de la ministra de Transporte, Ángela María Orozco Gómez, y con una clara vocación de servicio, pudo sacar adelante esta obra.

Cuando llegamos, esta obra presentaba apenas un 56 % de avance, estaba desfinanciada y tenía problemas técnicos, como las fallas geológicas que no habían sido estabilizadas. En dos años, y gracias a una gerencia especializada, ejecutamos el 44 % restante, lo cual implicó, entre otros retos, la estabilización de las ocho fallas geológicas, entre las cuales está la de La Soledad, calificada por expertos del mundo que la estudiaron como la segunda de mayor complejidad geológica y técnica en la construcción de túneles en el mundo.

Ha sido un reto muy grande, pero así ha sido de grande también el compromiso de este Gobierno y, en especial, de un equipo humano conformado por más de 6000 personas que trabajaron sin descanso para poder entregar al país una obra que ha permitido reducir los índices de accidentabilidad (no se ha presentado ningún accidente desde la apertura de la obra), los tiempos de recorrido y costos de operación.

Le puede interesar:  Santiago Montoya defiende proyectos del Oriente Antioqueño, cuestiona a Petro y deja claros los objetivos para su mandato en El Retiro

Frente a la reactivación económica, esta obra es importante porque, tal como lo habíamos proyectado, ha mejorado la conectividad de este importante corredor de carga y pasajeros que comunica al centro del país con el puerto de Buenaventura. Una mejor conectividad impacta y aumenta el nivel de competitividad del país, que sin duda ayuda a una más pronta reactivación económica. La puesta en marcha de esta obra ha permitido: el aumento de velocidad de 18 km/h a 60 km/h; el ahorro de recorrido de 21 kilómetros por el alto de La Línea en sentido Armenia-Ibagué; la disminución de 50 minutos de tiempo de recorrido de los usuarios del par vial, quienes ahora transitan por vías totalmente independientes, y el ahorro de 850 horas al año en tiempos de cierre de vía.

360 Revista: En el marco de la estrategia del Gobierno nacional, ‘Compromiso por Colombia’, el sector de la infraestructura tiene un papel central para la recuperación del país con la puesta en marcha de 50 obras a nivel nacional ¿Cuáles son las metas trazadas para la ejecución de estos proyectos a partir del 2021?

J.E.G.: En el marco del plan Compromiso por Colombia, cuyos contratos iniciarán en el primer trimestre de 2021, tenemos dos programas para 50 proyectos en los que se invertirán $11,5 billones para las vías nacionales y cuyas obras generarán 105.000 nuevos empleos directos, beneficiando a 23 millones de habitantes.

El primero de estos programas es Concluir y Concluir para la Reactivación de las Regiones, que ya cuenta con una inversión aprobada de $2,23 billones con los que garantizaremos la terminación en este gobierno de 28 proyectos viales, con los que se pavimentarán 400 km que concluirán 2900 km en todas las regiones del país. Estos proyectos ya están en etapa de evaluación de ofertas y serán adjudicados en diciembre 2020 para iniciar los contratos en enero 2021,

El segundo programa es Vías para la Legalidad y la Reactivación Visión 2030, en el que invertiremos $9,2 billones para los que ya contamos con aval fiscal y próximamente tendremos un Conpes, con lo que se contratarán e iniciarán las obras de 22 proyectos restantes y cuya terminación se dará en los siguientes 5 a 10 años. Con esta inversión se construirán 1260 km nuevos en las vías nacionales que transformarán la infraestructura de transporte en las regiones.

Los retos que tenemos y los que vienen son grandes, pero creo que la ingeniería colombiana y el Invías, en particular, han demostrado que están a la altura. El derrotero debe ser establecido, tal como ha planteado el presidente Duque, antes que nada, por el impacto que estas obras y proyectos tienen en el mejoramiento de la calidad de vida de los colombianos.

Última hora

Le puede interesar

[mc4wp_form id=»74432″]