Es el momento para que Ramón Jesurún renuncie

Compartir

EDITORIAL

Hace un mes fue reelegido como presidente de la Federación Colombiana de Fútbol, pero la falta de un proyecto serio desde el fútbol juvenil y resultados que den respuesta al talento del futbolista colombiano, hacen pensar irremediablemente en su necesaria dimisión.


Por: Redacción 360 Radio

Vamos a decir las cosas claras. Cuando todo Ministerio falla, su cabeza, el ministro en funciones, da un paso al costado o lo despiden, así ocurre con los presidentes de las empresas: se van cuando quiebran las compañías que dirigen. ¿Por qué no ocurre lo mismo con el presidente de la Federación Colombiana de Fútbol, Ramón Jesurún?

La Selección Colombia no estará en el Mundial y unos de los más criticados y señalados como culpables de la debacle es el presidente de la Federación Colombiana de Fútbol en mención que ya se encuentra en Catar para el sorteo de la Copa.

El polémico dirigente deportivo será uno de los representantes de la Conmebol ante la FIFA para la ceremonia en donde se conocerá cómo quedarán repartidos cada uno de los grupos del torneo más importante del mundo del fútbol este viernes en Doha, Catar.

Mientras que él disfrutará de ese país, en Colombia los hinchas, periodistas y distintas personalidades piden la salida del dirigente deportivo con la tendencia #RenuncieJesurún por las malas decisiones que ha tomado al mando de la Federación, además de los escándalos de corrupción en los que se ha visto involucrado como lo fue la reventa de boletas para los partidos de la ‘tricolor’.

LEER TAMBIÉN: Selección Colombia derrota a Venezuela, pero no le alcanzó para ir a Qatar 2022

Le puede interesar:  La reflexión del presidente de Guyana: necesaria, impopular, pero oportuna y responsable

Adicional a lo anterior, la camada de grandes futbolistas está llegando a su fin si se considera que Juan Guillermo Cuadrado, Radamel Falcao García, James Rodríguez, Duván Zapata, Luis Fernando Muriel, Frank Fabra, William Tesillo, Mateus Uribe, entre otros, tienen más de 30 años y poco ofrecerían en las eliminatorias para el Mundial del año 2026 y en caso de clasificar tendrían 40 años, como en el caso de Falcao.

Esa carencia de un proyecto serio y de largo aliento ha pasado factura y ahora no se augura un buen futuro de fútbol colombiano debido a que las selecciones juveniles no volvieron a brillar como ocurrió con aquellas selecciones de los años 2003, 2005, 2007 y 2011, las cuales nutrieron a los seleccionados mayores que clasificaron a las citas orbitales de 2014 (después de tres mundiales sin participar) y 2018; ambos, al mando de José Néstor Pékerman.

Es el momento para dar un volantazo y trabajar desde las selecciones juveniles aprovechando el impactante talento del futbolista colombiano y formarlo integralmente para pensar en grande. Ya se llegó a cuartos de final de un Mundial (Brasil 2014), la meta debe ser refrendar aquella actuación a aún mejorarla.

Última hora

Le puede interesar

[mc4wp_form id=»74432″]