domingo, diciembre 10, 2023

Tenemos presidente, falta una prensa y oposición serias

Compartir

Falta una oposición seria… serísima… Lo que pasa es que estaban acostumbrados a robar y nunca pensaron dejar de mamar las ubres estatales. En otras palabras, los tomó de sorpresa la caída al barranco.


Por: Wilmar Vera Z.

Ya van dos semanas del gobierno progresista de Gustavo Petro, y aunque para la oposición uribista ya incumplió su plan de gobierno, lo cierto es que por fin tenemos presidente.

Atrás empezaron a quedar esas imágenes de un jefe de Estado lloroso, atrapado en su propio miedo, disfrazando su ineptitud en engrosar su voz como caricatura o tiñéndose de canas su castaña cabellera. Tampoco se ve un mandatario mendaz, que se cree capataz y daba órdenes por teléfono como si distribuyera entre esclavos las faenas de su finca.

Por fin un adulto está en la Casa de Nariño, toma las decisiones sin ánimo revanchista ni pedirle permiso a su patrón, porque ahora su jefe es el pueblo, con tal posibilidad de acceso y apertura a la ciudadanía que debería el palacio presidencial ser llamado Casa del Cariño.

Petro llegó y empezó a gobernar. Desde la petición de traer la espada de Bolívar, que el ínfimo Duque escondió como muestra de su pequeñez, volviendo su rabieta un motivo de burla y fiasco como subpresidente infantil que fue. Hasta el último día mostró que actuar como adulto y mandatario no es para cualquiera. Aunque en la banda de la tercera y cuarta letra crean que es suficiente para ser ungido el repetir el nombre de los caballos de Uribe o usar de perfume la pecueca de sus Crocs.

Imagen
Foto: Presidencia de Colombia. Tenemos presidente, falta una prensa y oposición serias

Tenemos presidente y está ejerciendo. Lo que no hay es prensa seria ni oposición responsable.

De la primera, es lamentable que los grandes medios hegemónicos, cuyos dueños son los mismos que sienten en la nuca una Reforma Tributaria que afectaría sus intereses, se han dedicado en estos días a ejercer un periodismo basura como nunca lo hicieron desde 2002. Tal vez pelaron un poco el cobre entre 2010 a 2018.

Le puede interesar:  "Es un ataque político por parte del Gobierno": Pablo Restrepo sobre informe de inhabilidad de la Secretaria de Transparencia

Ahora resulta que sí les preocupan las liquidaciones de líderes sociales, las sombras que recaen sobre algunos funcionarios o hasta son capaces de hacer balance de la nula gestión desarrollada por el Pacto Histórico en dos semanas de poder. Sobre todo, porque ya sólo faltan 1.445 días para que termine la administración Petro.

Los medios masivos tienen una gran deuda con los colombianos que no les creemos sus sesgados informes. Ni Julitos, Néstores, las veleidades de Vélez, Victorias Eugenias, Queenes, Gusgomez o medios impresos de referencias a la nación deben olvidar que tienen una responsabilidad social y que no todo se puede decir o publicar parapetados en la libertad de prensa.

La ciudadanía no traga entero y así como Fox News intentó ser un medio de propaganda más que de información, los medios colombianos tienen una deuda y coparticiparon en el caos de país que padecemos.

Hoy la audiencia manda y por redes y otros formatos y comunicadores la información circula masivamente para miedo de los corruptos y preocupación de las oficinas de mercadeo y publicidad de esas empresas.

De la oposición, ¿qué decir? Si algo dejan ver estas dos semanas es que hay que crear una oposición, no constructiva, pero al menos sí seria. Que el pasquín de los Gilinsky bautice a una senadora como jefa de ese contrapeso es pensar más con el deseo que con la razón.

No hay mentes claras entre ellos, son simples rémoras ideológicas del capo di capi, que además muestra ya señales de senectud y decadencia. Sus planteamientos van desde señalar que Petro sufre de alcoholismo (y si es así, ¿qué? ¿En las fiestas de las clases pudientes colombianas solo circula jugo de mora y galletitas?) hasta burlarse por el mal uso de una palabra o porque la esposa de Petro es muy bella, bailarina y waow y él muy feo, calvo y ojón… Hasta el chirrete exalcalde está dando recomendaciones como si fuera un funcionario elegido, ¿no le paran bolas en la casa o qué, nea?

Le puede interesar:  Ahorrar tiempo y complicaciones: el modelo de Nubank

Del mismo autor: La sangre de Eliécer Santanilla clama por Justicia

Falta una oposición seria… serísima… Lo que pasa es que estaban acostumbrados a robar y nunca pensaron dejar de mamar las ubres estatales. En otras palabras, los tomó de sorpresa la caída al barranco.

Petro no es dios ni el mesías anunciado. No es hijo de faraones ni doma yeguas con una amenaza, por lo que se equivocará como ya lo ha hecho con ciertos nombramientos. No esperamos que traiga el maná ni que seamos Suiza en un periodo, aunque la democrática derecha colombiana nos iguale con Venezuela.  Con que no robe y no deje robar, con que cumpla la mitad de lo que prometió y sea un presidente de la gente no contra la gente habremos dado un paso adelante en la ruta correcta.

Él habrá cumplido, falta que la prensa y la tal oposición estén a la altura del reto.

Ñapa: Medellín es hora de empezar a definir una mujer para la alcaldía, ojalá progresista, seria y que no sea un paquete chileno. ¿No hay candidatas así?

spot_imgspot_img
spot_img
spot_img

Última hora

spot_img

Le puede interesar

[mc4wp_form id=”74432″]