Unir al Caribe con vías eficientes, seguras, y transporte público digno

Mucho subsidio, ¿para cuándo el empleo?

Soy de los que están convencidos que el Caribe colombiano tiene un potencial económico y turístico gigante. El país tiene mucho aun por invertir en esta región y sacar provecho de todas sus capacidades. 


Por: Andrés Felipe Gaviria Cano


En el estado de la Florida, en EEUU, hay un recorrido que muchos turistas y en especial muchos colombianos hacen en algunos tramos por sus familias o simplemente por conocer. Ir desde la ciudad de Miami hasta Jacksonville, por ejemplo, otros van hasta Sabana o hasta Charleston y si bien la Florida es un estado con excelente infraestructura vial, con seguridad en sus vías y con una conexión muy importante entre sus ciudades, el sistema de transporte público ha tenido algunas falencias, pues es subutilizado porque no es una red para nada comparable con la que cuentan otros estados o ciudades como New York o como Washington.

Es un estado donde las personas son dependientes del carro, y guardadas las proporciones tanto topográficas como sociales y económicas, la posibilidad que hoy demuestra la Florida de convertirse en un gran imán de inversión, no solamente tecnológica, sino como ha sido uno de sus fuertes durante toda la vida, su core inmobiliario, hoy se afianza como un ciudad que está recibiendo muchísima inversión interna de empresas y personas que han cambiado sus domicilios, por ejemplo de ciudades como New York, como Boston o Chicago y han decidido ir a vivir a la Florida.

Múltiples razones afectan ese tipo de decisiones, desde las climáticas, económicas, sociales y políticas, y el auge que está teniendo la Florida es importante, en donde su capacidad verdaderamente instalada demuestra que es un requisito esencial, indispensable para poder ser atractivo para las personas, -al fin y al cabo, volvemos a caer siempre en ese mismo lugar común en transversales, ser atractivos, seducir a las personas, incentivar la inversión-. 

El Caribe colombiano cuenta afortunadamente con una topografía mucho más favorable que la que podemos encontrar en el Eje Cafetero, para los departamentos de Antioquia, Caldas, Risaralda, en donde cada proyecto de infraestructura es costoso, complejo, difícil de llevar a cabo por las dificultades de derrumbes, de montañas, de ríos, etc., y aunque son regiones pujantes, son zonas las que se les complica más tener un sistema de transporte público y autopistas que conecten sus poblaciones.

En el Caribe hay una posibilidad muy importante, y es pensar en un caribe unido, pensar en un caribe que se pueda recorrer de forma fácil, segura, económica y que sea un gran polo de inversión, no solamente para los colombianos sino también para el extranjero. Los lugares que nos pueden brindar ciudades como Santa Marta, Riohacha, Barranquilla, Cartagena, Coveñas, Tolú, son impresionantes; son lugares que tienen invaluables riquezas gastronómicas, culturales, paisajísticas, turísticas, que realmente para muchas personas son riquezas intangibles y solo quienes han ido a estos lugares del país pueden sentir lo que es estar allí. 

Por eso no es en vano que por eso hoy tengamos distintos auges de turismo, como Palomino en la Guajira, como las Islas cerca de Cartagena, desde luego todo lo que tiene que ver con el turismo en Santa Marta, en la Ciudad Perdida, en Bahía Concha, el Parque Tayrona, Taganga, etc., que se han convertido en destinos alternativos pero sumamente valiosos para cada una de estas regiones, buscando hacer un turismo sostenible, responsable con las poblaciones, y que genera un derrame económico bastante importante para todas las personas de la región. 

DEL MISMO AUTOR: Mandatarios populistas que promueven la lucha de clases

Una forma es recorrer, por ejemplo, desde Riohacha hasta Coveñas en un trayecto que tiene cerca de 550 kilómetros y que comprende casi 10 horas y media de tránsito, -unos segmentos de vías mejores que otras-, muchas de ellas beneficiadas por las inversiones que se han hecho en los últimos 9 años en esta zona del país y que desde luego tienen mucho por mejorar. Pongo el ejemplo de la Florida porque allá, si comparamos, hacer 411 millas que son 661 kilómetros puede tardar cerca de seis horas; ir desde Miami a Jacksonville por unas vías fantásticas, por unas vías que son óptimas, que son seguras, que tienen peajes automáticos y que les permiten a las personas poder transitar de una ciudad a otra de manera fácil. Esto se ve más claro desde la ciudad de Miami hasta West Palm Beach.

Lo que quisiera que se considere, no solo por parte de las autoridades regionales, sino del gobierno nacional, es cómo lograr mayor y mejor inversión a través de alianzas público-privadas que garanticen conectar toda esta región caribe, Tolú, Coveñas, San Bernardo del Viento, Moñitos Córdoba, hasta Riohacha, que las personas en Colombia elijan como plan ir en su carro a recorrer el caribe colombino, conocer sus pueblos, -no solo ir en ese plan tradicional que a veces se vuelve repetitivo-, de ir a Cartagena a cenar un fin de semana ¡No!, que los colombianos puedan conocer, María la Baja, San Onofre, Santa Catalina, Santa Verónica, Taganga, Palomino, La Gloria, etc., Municipios que son importantes y a los cuales llegarían turistas con más frecuencia. 

Por qué no pensar en un sistema de transporte público, llámese tren, ferrocarril, -que pase claramente cuando se hagan estudios adecuados y se den cuenta que son los indicados-. Incluso hace poco se hablaba de un tren que conectaría a Santa Marta, Barranquilla y Cartagena. Un contrato incluso que fue adjudicado por casi 5 mil millones de pesos, donde estas personas deben seleccionar la alternativa más viable para construir la infraestructura férrea que integre estas zonas del caribe colombiano. 

Había un ferrocarril que conectaba diferentes partes de la costa, Barranquilla a Salgar, Cartagena a Calamar y Santa Marta a Fundación, -en ese momento 1905-, la costa caribe tenía 33 por ciento de los kilómetros de ferrocarril del país. A eso voy, a volver a conectar por este medio y a hacer realidad ese tren caribe que ojalá entregue buenos resultados, y que se pueda más adelante ampliar ese tren para que llegue hasta Montería; desde Cartagena, pasando por Sincelejo y desde luego que de Santa Marta también llegue hasta Riohacha. 

Es muy importante para el país permitir que esta zona se convierta en un verdadero centro de inversión para el comercio, para la vivienda, para el deporte, para el turismo; que bueno sería por ejemplo que una persona pueda trabajar en Cartagena y vivir en Barranquilla, o viceversa, o trabajar en Riohacha y vivir en Santa Marta, y que puedan coger un vehículo de forma segura, con vías iluminadas, bien pavimentadas, con todos los requisitos y garantías de movilidad. 

El Caribe es una gran oportunidad que tiene el país para traer inversión, que hoy en día se siguen desaprovechando, aunque también sería irresponsable no reconocer los esfuerzos de varios y continuos gobiernos por darle mejor calidad de vida a esta zona tan importante de Colombia. 

360 Radio necesita tu colaboración para seguir informando

¿Quieres contribuir a la expansión y consolidación de 360 radio?

Quiero Ayudar